Córdoba CF Rafael Berges: "Vamos a intentar dejar el escudo del club lo más arriba posible"

  • El director deportivo deja claro que "Curro es el entrenador y sólo pensamos en ganar en Tenerife"

  • Visiblemente emocionado, tiró de cordobesismo para pedir "apoyo y unión para sacar esto adelante"

Berges sale hacia el terreno de juego tras la presentación de Menéndez y Carbonell. Berges sale hacia el terreno de juego tras la presentación de Menéndez y Carbonell.

Berges sale hacia el terreno de juego tras la presentación de Menéndez y Carbonell. / Jordi Vidal

Rafael Berges Marín es cordobés y cordobesista. Siente como propio un club en el que ha sido jugador y entrenador antes que director deportivo. Y le duele todo lo que está viviendo. En su comparecencia de este lunes, escoltado por Álex Menéndez y Álex Carbonell, se emocionó hasta el punto de dejar entrever algunas lágrimas mientras pedía "máximo apoyo y unión para sacar esto adelante".

Fue un grito desesperado que emanó del corazón, porque la situación "es complicada", y eso es algo difícil de regatear en el día a día y en cada batalla. Quedan 18 más a vida o muerte, por ahora con Curro Torres como técnico, si bien el futuro pasa por lo que ocurra en Tenerife, donde "sólo se nos pasa por la cabeza ganar". No hacerlo sería... mejor ni pensarlo.

Tras cumplir con el protocolo de presentar a los dos últimos refuerzos invernales, de los que se mostró convencido de que "van a competir a gran nivel", Berges copó el protagonismo. Advirtiendo de salida que sólo habla de "situaciones deportivas", que son las que compete a su posición en el club, el director deportivo recordó que "la situación es complicada, venimos atravesando muchísimas dificultades desde el verano, pero al final, en enero, pensábamos que no podíamos fichar y hemos fichado a siete". "El equipo ha cambiado, es más competitivo y compensado, vamos con la angustia, la premura del tiempo y la presión de los resultados, pero nos vamos a batir el cobre y no tiraremos la toalla nunca", sentenció.

Vamos con la angustia, la premura del tiempo y la presión de los resultados; nos vamos a batir el cobre

El cordobés hizo desde entonces un alegato de cordobesismo, con frases que más de uno debería grabarse a fuego, dejando a un lado intereses personales para dejar la prioridad al colectivo. Porque a nadie se le escapa que lo que ocurra en el verde tendrá incidencia directa en el futuro del club, y eso ya son palabras mayores.

"Es una cosa de todos y vamos a tirar del carro todos hasta el final con todas las consecuencias", argumentó el máximo responsable técnico de la entidad, que tiene meridianamente claro que "el equipo tiene nivel para hacer cosas buenas y, a partir de ahí, todo depende de acierto de los jugadores y el nivel de implicación, que ha aumentado".

Pide "respetar el escudo y la camiseta"

"He crecido aquí desde pequeño y lo estamos pasando mal. Éste es el Córdoba y siempre nos hemos levantado. Hay que batirse el cobre domingo a domingo, respetar el escudo y la camiseta, y eso lo vamos a conseguir", continuó Rafael Berges, que aunque consciente de que el club no está en situación de demandar nada a la afición, pidió un plus de nuevo a los fieles, a esos que como a él les duele el Córdoba: "Necesitamos el apoyo de todo el mundo: afición, la unión de los jugadores y con vosotros (prensa); tenemos que estar todos juntos para sacar esto adelante. Pediría el máximo apoyo y la unión para poder reponernos de los momentos difíciles como estos".

Berges, durante el acto de presentación de Menéndez y Carbonell. Berges, durante el acto de presentación de Menéndez y Carbonell.

Berges, durante el acto de presentación de Menéndez y Carbonell. / Jordi Vidal

El cordobés, que advirtió que en el club la consigna es "intentar dejar el escudo del club lo más arriba posible", cuenta para esta carrera, otra más, contra el reloj para encontrar la permanencia con Curro Torres, que hoy encabezará junto a él la expedición que parta hacia Montecastillo para buscar la paz y la confianza necesarias para iniciar la remontada en Tenerife.

"Hemos intentado darle al entrenador las mayores armas posibles para competir", señaló el director deportivo, que ante los cánticos contrarios al hispano alemán y pidiendo la vuelta de Sandoval indicó que "actualmente es el entrenador y no pensamos en otra cosa que no sea ganar en Tenerife. El 40% de la plantilla es nueva y tenemos que conjuntarnos". El sábado llega otro juicio en el Heliodoro, pero por ahora lo mejor es pensar en lo que dicen esas lágrimas salidas del corazón de un cordobesista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios