Felices intrusos

No tardó la Fundación José Manuel Lara en dejar de ser una intrusa cuando llegó a Andalucía, gracias al trabajo de un magnífico grupo de profesionales cualificados.