Crisis sanitaria

Los municipios de Córdoba empiezan a blindarse para cortar los contagios de covid-19

  • El Ayuntamiento de Belalcázar aconseja a sus vecinos un confinamiento voluntario hasta el 6 de septiembre

  • En Benamejí, han cerrado la piscina de verano, las instalaciones deportivas y numerosos servicios

Bares cerrados en una calle vacía en Belalcázar. Bares cerrados en una calle vacía en Belalcázar.

Bares cerrados en una calle vacía en Belalcázar. / Sánchez Ruiz

Más de 70 nuevos casos en apenas 24 horas, 2.332 cordobeses afectados desde el inicio de la crisis sanitaria, cinco brotes activos y una curva ascendente imparable. La pandemia de covid-19 ha tomado un ritmo irrefrenable en la recta final de agosto, una situación que pone en riesgo el regreso a los colegios con normalidad y ante la cual los municipios de la provincia de Córdoba han empezado a blindarse. Si hace justo una semana los vecinos de Montalbán iniciaban un confinamiento voluntario y en La Rambla la Policía Local se prepara para entrar controlando que no se rompa la cuarentena, en las últimas horas son muchas otras las localidades que han tomado decisiones drásticas que condicionan la vida diaria de sus vecinos.

El más contundente ha sido el Ayuntamiento de Belalcázar, que ha recomendado a sus vecinos que reduzcan la movilidad “lo máximo posible” y que salgan a la calle “para lo justo y necesario” ante la “grave” situación generada por la pandemia del coronavirus. Con 3.255 habitantes, Belalcázar ha contabilizado un total de 32 positivos por covid-19 en lo que va de pandemia, de los cuales cuatro han sido localizados en los últimos siete días.

Ante esta situación, el Consistorio belalcazareño ha solicitado a la población que salga a la calle para lo indispensable, al tiempo que se ha dirigido también a la hostelería para, directamente, recomendar su cierre. En caso de que permanezcan abiertos, piden extremar las medidas de seguridad. En cuanto a los locales comerciales que no ofrezcan productos de primera necesidad, se les ha propuesto reducir el horario de apertura y la propia casa consistorial estará cerrada martes y jueves. Además, se ha ordenado el cierre de la piscina municipal y de todas las instalaciones deportivas de la localidad.

Estas medidas, según ha especificado el Ayuntamiento de Belalcázar, se extenderán desde este domingo 23 hasta el domingo 6 de septiembre. El Consistorio también ha querido trasladar su apoyo a aquellas personas que se hayan contagiado y les ha deseado una pronta recuperación.

En el Sur de la provincia, el Ayuntamiento de Benamejí también ha reaccionado de manera contundente e inmediata a la detección de un positivo. Se trata de una infección puntual, detectada por PCR y todavía sin computar por la estadística oficial de la Junta, que ha provocado, por ejemplo, el cierre de la piscina municipal o del centro de día y la suspensión provisional de mercadillo. Los rastreadores del Servicio Andaluz de Salud (SAS) ya analizan los contactos estrechos del paciente, cuyo estado es asintomático, e hipotéticas propagaciones del virus vinculadas a este vecino de Benamejí.

En este municipio de casi 5.000 habitantes, a partir de la declaración del estado de alarma, en el mes de marzo, se contabilizaron únicamente dos casos de covid-19, registros que ya figuran en el apartado de curados. El Consistorio ha indicado que el uso de la mascarilla, eludiendo la reutilización excesiva de las mismas, el lavado frecuente de manos y el respeto de la distancia de seguridad constituyen “la única forma de frenar los contagios”. Al mismo tiempo, emplaza a la población a regirse por “la calma y el respeto a la intimidad de las personas” y, en consecuencia, únicamente conferir credibilidad y difundir información proveniente canales oficiales.

Al respecto de las instalaciones y edificios municipales, el Ayuntamiento adelantó el fin de la temporada de baños en la piscina de verano, en principio, previsto para el final de este mes de agosto. Este recinto acuático, limitado en su aforo y con reserva de parcelas previa y telemática, ha funcionado “con calidad y seguridad” desde el comienzo de julio. En esta época estival, también han acontecido las ligas locales de béisbol y pádel.

De la misma manera, “hasta conocer el alcance real de los contagios de covid-19” en esta localidad de la Subbética, se procede a cerrar provisionalmente las áreas deportivas, el campo de tiro, el centro de día, la biblioteca, la casa de la juventud y el centro museo La Duquesa de Benamejí. Asimismo, la administración local determina la interrupción del mercadillo municipal; y actividades de formación cursos y talleres.

Finalmente, desde las 02:00, vehículos y maquinaria especializada han retomado las labores de limpieza y desinfección en los lugares más concurridos de la vía pública, como ha ocurrido en muchas otras localidades. Estas tareas extraordinarias prosiguen, incrementándose, en las siguientes jornadas, también, en el acceso a servicios públicos y comercios. El Ayuntamiento insiste en subrayar la relevancia de “no alimentar bulos y contrastar la información”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios