Córdoba

El despertar del turismo oculto

  • Unas jornadas ponen de manifiesto la necesidad de impulsar las visitas a los cementerios para ayudar a la desestacionalizar la demanda

Asistentes a una de las visitas guiadas al cementerio de La Salud. Asistentes a una de las visitas guiadas al cementerio de La Salud.

Asistentes a una de las visitas guiadas al cementerio de La Salud. / Jordi Vidal

El turismo oscuro, denominado de esta forma desde el punto de vista académico, se define como aquel tipo de turismo que tiene relación con la muerte. Es la descripción que hace el profesor del área de Economía, Financiera y Contabilidad de la Universidad de Córdoba (UCO), Ricardo Hernández, sobre este tipo de visitas que, poco a poco, se van extiendo en España, pero que en el resto de Europa consigue mover a millones de personas.

Para dar a conocer esta fórmula de turismo, Hernández ha promovido la jornada El turismo oscuro como tipología emergente del turismo cultural, que se celebró ayer en el aulario Menéndez Pidal de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la UCO. 

Y si algo salió en claro durante el desarrollo de las jornadas fue determinar los dos tipos de turismo de estas características que se registran en Córdoba. Así, de un lado existe el turismo misterio, en inglés gosth tourism. El profesor detalla que "suelen ser lugares denominados encantados o donde ocurrieron hechos que dejaron una impronta o recuerdo desagradable desde la perspectiva de la vida humana".

El segundo tipo de turismo es el calificado como de cementerio, que ofrece la posibilidad de visitar los camposantos "desde el punto de vista de la cultura e historia dado que los mismos presentan elementos de motivación suficiente para el visitante: desde personas relevantes socialmente, arte realizado en los panteones, o determinados paisajes que transmiten paz y sosiego junto a la reflexión", expone.

Un momento de las jornadas, ayer en el aulario Menéndez Pidal. Un momento de las jornadas, ayer en el aulario Menéndez Pidal.

Un momento de las jornadas, ayer en el aulario Menéndez Pidal. / Juan Ayala

Otro de los aspectos que se puso de manifiesto durante la jornada fue el hecho de que "en Córdoba no se está desarrollando el turismo de cementerios, salvo la excepción de Monturque, que lleva diez años trabajando en este tema", recuerda Hernández, quien insiste en que para fomentar este tipo de turismo en Córdoba es necesario "mayor apoyo porque no hay interés".

"Existe potencial, pero necesitamos acciones para llevarlo a cabo", insiste, al tiempo que recuerda que uno de los cementerios potenciales en la capital cordobesa es de La Salud, donde se encuentran enterrados desde toreros como Manolete y que ofrece visitas guiadas durante la celebración del Día de Todos los Santos. 

El perfil del turista

Según explica el profesor de la UCO, el turista oculto "es de los más fieles que existe", al tiempo que como pone como ejemplo el número de personas que se inscriben en las rutas que pone en marcha Córdoba Misteriosa.

Otro calificativo que adjudica a estos visitantes es el de personas "cultas, con grandes conocimientos de arte y de historia", al tiempo que "suelen tener un poder adquisitivo medio-alto". 

A ambos, Hernández suma el hecho de que este tipo de turista también "incrementa las pernoctaciones" en las ciudades en las que se lleva a cabo, ya que "las visitas se alargan hasta la noche".

Un nuevo nicho de mercado

Para este profesor del área de Economía, Financiera y Contabilidad de la UCO, el turismo oscuro "puede ser una nueva vía o nicho de mercado por explorar aún". 

No en vano, recuerda que el turismo Córdoba "es causa y a su vez aporta un valor importante al PIB local". En esta línea, anota que "si tratamos de simplificar como se forma ese valor económico, este presenta dos variables: el numero de turistas y el gasto medio".

Así, sostiene que "si queremos incrementar el valor económico que aporta el turismo a nuestra ciudad o aumentamos el gasto medio por turista, como incrementado pernoctaciones, mejorando la gastronomía, o incrementamos el numero de turistas, estudiando y mejorando la oferta existente para hacerla más atrayente y sostenible o aumentamos la oferta creando nuevos nichos de mercado".

Al respecto, destaca que cementerios como el Père-Lachaise, de París, que registra más de dos millones de visitantes al año, mientras que el camposanto judío de Praga recibe más de tres millones de turistas.

También recuerda que este tipo de turismo ayudaría también a desestacionalizar la demanda de las visitas, ya que "se da durante todo el año y, precisamente en los meses de menos afluencia turística puede actuar de gancho para atraer visitas".

Las jornadas contaron con la intervención de la alcaldesa de Monturque, Teresa Romero, quien expuso el caso de esta pequeña localidad, que ha visto el incremento del número de turistas para visitar el camposanto y las cisternas romanas en los últimos diez años; el gerente de Córdoba Misteriosa, José Manuel Morales; y el gerente de la empresa municipal de cementerios (Cecosam), José Antonio Romero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios