Córdoba CF

Raúl Cámara: "Aunque tengamos que estar todo el verano jugando, hay que acabar la temporada"

  • El lateral está convencido de que el Córdoba tiene "nivel y potencial" para estar en 'play off'

  • "Esto no es ninguna broma ni ninguna pesadilla, sino real", apunta sobre la crisis del coronavirus

Raúl Cámara intenta salvar la marca de Samu González en un entrenamiento. Raúl Cámara intenta salvar la marca de Samu González en un entrenamiento.

Raúl Cámara intenta salvar la marca de Samu González en un entrenamiento. / Juan Ayala

Cada día que pasa, la incertidumbre es mayor sobre el futuro de todas las competiciones deportivas, ahora relegadas a un lógico segundo plano por las consecuencias de la pandemia del coronavirus. El aplazamiento sine díe del fútbol o el traslado a 2021 de los Juegos Olímpicos de Tokio abren un escenario nada halagüeño, aunque en el seno del Córdoba CF, como en la mayor parte de clubes, intentan ser positivos y soñar con un pronto final que permita retomar la actividad habitual con normalidad.

Partiendo de la base de que la situación provocada por el covid-19 "no es ninguna broma ni ninguna pesadilla, sino una realidad lo que está pasando", Raúl Cámara ha insistido este miércoles en el mensaje del vestuario blanquiverde, que pasa por buscar las fórmulas para "acabar la temporada" porque "hay muchísimas cosas en juego, no sólo del Córdoba; hay un trabajo detrás muy grande y muchas ilusiones".

"Evidentemente, no acabar la competición beneficiaría a unos y perjudicaría a otros, pero ojalá pase esto rápido, que es lo fundamental, se paren el virus y el número de fallecidos, y luego, aunque tengamos que estar todo el verano jugando, creo que sería lo más justo y lo más razonable", insiste el madrileño, que abre la puerta a finalizar "en junio, julio, agosto... o quedarnos sin vacaciones, pero sería lo más justo".

Es más, Cámara advierte de que pese a que "hay jugadores que acaban contrato, si hay que arrimar el hombro y jugar dos meses más porque lo requiere, a nosotros nos pagan por una temporada". Y ya piensa en cómo serían esas últimas diez jornadas "cruciales" del Grupo IV, porque "estamos ahí, en una situación que todos hubiéramos firmado tal y como empezó la temporada, con los problemas que hemos pasado".

"Es verdad que no andábamos en un buen momento con las dos derrotas seguidas en casa, pero el grupo ha demostrado ser fuerte y competitivo y superar cualquier adversidad. El equipo tiene nivel y potencial suficiente como para poder estar entre los cuatro primeros, que es nuestro objetivo", ha insistido el lateral diestro, que tiene claro que el grupo va "a luchar" y a dejarse "el alma" para conseguir estar en la pelea.

Porque Raúl tiene claro que, con la enorme distancia que hay ya respecto al Cartagena y el Marbella -nueve puntos y el goal average, y ocho, respectivamente- el objetivo del Córdoba debe ser meterse "en el play off y llegar bien". "Es verdad que a todos nos hubiera gustado ser primeros, y pelearemos por ir subiendo un puesto cada semana, pero el objetivo es jugar el play off y ahí te la juegas, porque no vale la posición en la que has quedado, son momentos, puede pasar cualquier cosa, nada te asegura nada y todos los equipos parten casi con las mismas opciones. Todos pretendemos llegar ahí, en un buen momento, y pelear cada partido, cada eliminatoria, como auténticas finales".

"Nos dejaremos el alma" por lograr el objetivo

Para eso, lo primero es que la competición se reanude, y a ver en qué condiciones, y que los blanquiverdes se hagan al modelo de Juan Sabas, un "hándicap" más con el que combatir en una fase del calendario que, de jugarse, será con partidos comprimidos cada tres días, lo que "quizás nos pueda perjudicar".

De todas formas, eso ahora mismo es secundario, en todo el mundo del deporte y en el vestuario del CCF, pues lo primordial es salir pronto de esta "pesadilla" que en el caso de Cámara es mayor porque tiene "mucha familia en Madrid, donde lo están pasando francamente mal". Ante eso, no queda otra que "estar fuerte mentalmente y al final reflexionar y valorar las pequeñas cosas que tenemos".

Entre ellas, para los profesionales, hasta los entrenamientos, con ese trabajo individualizado que tiene como fin que los jugadores pierdan "lo mínimo posible" la forma y que apela también a su profesionalidad, y que deben servir a futuro para dar al equipo "un poquito de oxígeno para luego acabar bien".

Porque aunque "ahora prima la salud" y quedarse en casa para que "esta pesadilla se vaya lo más pronto posible", en la cabeza de todos está que el balón vuelva a rodar. "Nos dejaremos el alma, nos vaciaremos para intentar estar entre los cuatro primeros para tener opciones para dejar al Córdoba en el lugar que le corresponde", sentencia Cámara. Ojalá.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios