Córdoba CF Una diferencia de 2,4 millones de euros

  • El Córdoba defiende en el juicio cambiario contra Bitton Sport que sólo debe pagar 700.000 euros

  • Oliver mantiene su petición de recibir una indemnización por el despido superior a 3,8 millones

Luis Oliver, a su llegada a la Ciudad de la Justicia, antes de atender a la prensa. Luis Oliver, a su llegada a la Ciudad de la Justicia, antes de atender a la prensa.

Luis Oliver, a su llegada a la Ciudad de la Justicia, antes de atender a la prensa. / Laura Martín

Con unos actores u otros, la Ciudad de la Justicia se está convirtiendo en la segunda residencia del Córdoba CF en los últimos años. La última visita, este jueves, fue con motivo del juicio cambiario interpuesto por Bitton Sport (Luis Oliver) por la deuda que la entidad cordobesista mantiene con él a raíz de su despido, efectuado por el entonces presidente, Jesús León, en julio de 2018, y que reflejó la diferencia abismal entre lo que solicitan ambas partes.

Una distancia cifrada en 2,4 millones de euros, los que van de los 1,4 que reconoce el club blanquiverde -ya estaría satisfecha la mitad- y los más de 3,8 que pide el empresario navarro, sobre la que tendrá que decidir ahora el magistrado del Juzgado de Instrucción número 7, tras quedar visto para sentencia. Eso sí, sea cual sea la cantidad fijada final, pasará a ser un crédito más en el concurso de acreedores en el que se encuentra inmerso el Córdoba CF SAD.

Con Enrique Rodríguez Zarza de nuevo defendiendo los intereses del CCF, y con presencia del administrador judicial, Francisco Estepa; la mano derecha de Oliver, Joaquín Zulategui, y hasta el abogado de Jesús León, Álvaro Cerezo, la vista pública se celebró con normalidad por espacio de algo más de una hora. Sólo hubo una prueba testifical, aportada por el club: Fran López, que fuera director financiero y consejero durante la etapa de León al frente de la sociedad.

Además, tras los recursos de oposición e impugnación presentados por las partes antes de la vista, Zarza también intentó incluir hasta seis pruebas más documentales, de las que el juez sólo aceptó una: las transferencias que demuestran que el Córdoba abonó cantidades por encima de las que admite haber percibido Bitton Sport; en concreto, por valor de más de 700.000 euros, quedando el dictamen final en manos del juez de lo Mercantil. El resto no fueron admitidas por no haber sido presentadas en su momento.

Durante la sesión hubo fases en las que Oliver estuvo a punto de perder los nervios, sobre todo cuando el testigo comentó que el presupuesto para la temporada estaba fijado en el entorno de los 3,5 millones -era la parte únicamente destinada a la plantilla, nunca al club-, lo que llevó a Zarza a apuntar que el abono de la cantidad requerida por Bitton hubiera supuesto "la quiebra" del club.

Pareceres dispares entre las partes

Un tema que luego puntualizó a la salida de la sala: "Lo que pretendían cobrar es una temeridad, una barbaridad, que llevaría al club a la quiebra". El abogado recordó que "no han traído ninguna prueba, ningún testigo, ningún informe, presentan pagarés al cobro que se le hicieron en su día, sin ningún tipo de justificación, y con un contrato que deja mucho que desear".

"Esperamos que salga la verdad a la luz. Se le están reconociendo 700.000 euros, que hacen un total de 1,4 millones por seis meses de trabajo, lo que no está nada mal. Esa cantidad sería más ajustada a derecho y más acorde a la realidad", sentenció Zarza, que advirtió que "igual que un día lo salvó (Oliver), ha estado a punto de llevarlo a la quiebra con el bloqueo de los derechos económicos en la Liga de Fútbol Profesional (LFP), sobre todo reclamando unos impagos que él sabe que no tenía que haberlos cobrado".

Porque esos 700.000 euros son los que reconoce que faltan por abonar el Córdoba, cuyo abogado admitió en su intervención final por primera vez el préstamo de dos millones para comprar el club por parte del navarro a Jesús León. Por su parte, la defensa de Bitton recogió su petición de percibir 2,4 millones en concepto de indemnización por el despido llevado a cabo por el montoreño, para un total de más de 3,8.

Una diferencia significativa que pese a todo no cambia la postura de Luis Oliver, que públicamente se mostró dispuesto a echar una mano, aunque "esto es un tema de diálogo": "Tenemos una reclamación de cantidad que es parcela deportiva y que no la denunciamos en la Federación para que el Córdoba pueda fichar. Estamos abiertos a todo. Desde capitalizar la deuda a ayudar en todo y, de momento, no denunciando en la Federación ya estamos ayudando". Claro está que no es lo mismo con una cantidad que con otra...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios