Córdoba CF El casting final: tres encuentros

  • El Córdoba aprovechará el último tramo para ver qué jugadores podrían tener cabida en Segunda B

  • La nueva limitación económica y de fichas, y el propio rendimiento descarta ya a varios futbolistas

Jesús León dialoga con Rafa Navarro y Gaspar Gálvez en El Arcángel, en un entrenamiento. Jesús León dialoga con Rafa Navarro y Gaspar Gálvez en El Arcángel, en un entrenamiento.

Jesús León dialoga con Rafa Navarro y Gaspar Gálvez en El Arcángel, en un entrenamiento. / Juan Ayala

El Córdoba CF del futuro está todavía muy verde. Los pasos que se están dando entre bambalinas tardarán aún en ver la luz, principalmente porque todos en el club cordobesista tienen claro que el primer paso que toca dar es poner al día de cobro a todos los empleados de la institución. Hasta que eso no se produzca, normalizando una situación lamentable a todas luces, no empezará a darse carpetazo al curso actual –con la esperada comparecencia de Jesús León– y, tras eso, comenzará a tomar luz la planificación para el regreso, doce años después, a la Segunda División B, que no está ni mucho menos parada.

De momento es el grupo de trabajo de dirección deportiva que lidera Rafael Berges, que queda por ver si sigue al frente de la parcela, el que está preparando el futuro, con labores de seguimiento a futuribles apetecibles para la nueva categoría, y con análisis de rendimiento de los que ya pertenecen a la dinámica del CCF. Unos jugadores que tienen por delante tres encuentros finales para hacer méritos, tras lo poco ofrecido durante todo el curso, para al menos tener una opción de continuar. Eso en el mejor de los casos, pues la mayoría ya ha dejado claro en el verde que su etapa en blanquiverde tiene que tocar a su fin el 30 de junio.

Porque más allá de la valía, ahora entrarán en juego nuevos parámetros, similares a los que el club cordobesista ha tenido que torear este ejercicio al sobrepasar los límites marcados por LaLiga. En Segunda B, el presupuesto será en el mejor de los casos un tercio del actual, lo que obligará a dar salida a jugadores con sueldos desorbitados –y rendimiento bajísimo– como Jaime; y además está el tema de restricción de fichas, que quedan en un máximo de 22 en el primer equipo, con seis sub 23 y el resto profesionales que obligan a fallar muy poco.

La normativa sub 23 obliga a hilar fino

Este casting en el que se ha convertido el tramo final del ejercicio para el Córdoba, toda vez que los objetivos deportivos quedaron enterrados ya hace demasiado tiempo, ha dejado ya luces y sombras. Más las segundas, para no virar de manera drástica el desarrollo del campeonato. Entre los futbolistas con vinculación para el próximo curso, la desaparición de Quintanilla, Jaime o un Carrillo al que el descenso desliga del club por una claúsula en su contrato, refleja que ninguno de ellos cuenta con la mínima opción de seguir en Córdoba, aunque con los dos primeros tocará llegar a un acuerdo para dar por finalizada la relación.

Marcos Lavín, al que dejar de ser sub 23 le penaliza, y casi todos los cedidos no tienen garantizado seguir

Luego hay otros casos en los que esta fase sin nada en juego le está sirviendo para mostrarse y volver a sentirse futbolistas. Quim Araujo, que también tiene vinculación hasta 2020, pero que no seguirá salvo sorpresa, es el ejemplo más claro. Luego hay evidentes dudas con otros Marcos Lavín, que tiene en contra el hecho de no ser sub 23 ya el próximo ejercicio, lo que podría abrirle la puerta si no acaba de convencer que puede ejercer el rol de titular, algo que no ha conseguido hacer desde que recibió el respaldo de Rafa Navarro.

Fernández o Loureiro, cuya última aparición fue a pie cambiado como lateral izquierdo en Las Palmas, sí cuenta con el beneplácito para continuar defendiendo la camiseta del CCF en Segunda División B. Mientras, los cedidos Josema, Mena, Zelu, Quiles –quedará desvinculado si el Recreativo consigue el ascenso– o Sebas Moyano todavía tendrán que pasar el filtro de quien sea el nuevo entrenador, porque Rafa Navarro no continuará de ninguna manera, y de las directrices del nuevo proyecto para ver si tienen cabida, aunque en el caso del primero todo hace indicar que la resolución será negativa a sus intereses.

Fernández o Loureiro dan el perfil, como veteranos como Piovaccari, Miguel Flaño o Chus Herrero

En un último eslabón queda el grupo de futbolistas que termina contrato el 30 de junio, pues algunos podrían tener la opción de seguir... siempre que el club sea capaz de enderezar su rumbo para dar una imagen mucho más seria que la ofrecida en esta campaña. Ahí entran jugadores como Chus Herrero, Flaño o Piovaccari, cuya jerarquía está más que demostrada, o Álex Vallejo, si bien su rendimiento no ha acabado de ser regular. Pero la sorpresa podría estar en el interés porque siguieran hombres como Javi Lara o Alfaro, aunque en ambos casos la negociación no sería fácil tras lo sufrido por ambos, en su rol de capitanes, en este curso que ya enfila su recta final en modo casting.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios