Vivir en Verano

En verano en Córdoba se camina con alpargatas

  • La histórica tienda cordobesa Toril tiene una línea de espartos para novia, 100% artesanales

Alpargatas en el establecimiento Toril, en Córdoba. Alpargatas en el establecimiento Toril, en Córdoba.

Alpargatas en el establecimiento Toril, en Córdoba. / Juan Ayala

Para caminar por Córdoba en verano, se necesita un buen calzado. La mejor opción para los paseos por la ciudad de las tres culturas son las alpargatas, también llamadas espartos. Las tradicionales alpargatas tienen su origen en el campo. De trabajadores humildes, actualmente este tipo de calzado es tendencia en el mundo de la moda. Y es que la sencillez de su estilo permite una completa versatilidad para vestirlas, tanto con un vaquero como con un vestido o camisa.

Un referente en el comercio de alpargatas en Córdoba es el histórico Calzados Toril. Actualmente se ubica en la calle Foro Romano –antigua Cruz Conde–. No obstante, la tienda se dedica a la venta de calzado desde hace más de 60 años, cuando abrió sus puertas en la calleja del Toril, como se puede observar en la gran fotografía del día de la inauguración, en 1955, con los hermanos Muñoz y que adorna el interior del establecimiento.

El gerente, Francisco Manuel Muñoz, es la tercera generación que dirige esta histórica tienda, que se hizo un hueco entre los cordobeses por proteger los pies de las calles empedradas de la ciudad. Sin embargo, Toril es todo un referente, desde hace más de 20 años, por la venta exclusiva de alpargatas.

No solo los cordobeses asisten a su cita de cada año para renovar las alpargatas o llevarse la última moda. Tanto es el referente de Calzados Toril en el sector, que sus ventas llegan fuera de España, pues venden a nivel internacional. También, muchos turistas visitan la tienda y “aprovechan para comprar alpargatas aquí porque les gustan, son coloridas y muy cómodas para estas fechas”, explica Muñoz.

¿Qué distintivo tiene este calzado del resto? Las alpargatas de Toril son 100% artesanales, “lo siguen haciendo los alpargateros de toda la vida”, cuenta Muñoz, y son fabricadas en España con esparto natural. “Son el mejor tipo de calzado que existe para el verano, transpira, es fresco y muy cómodo”, explica. Por esta misma razón, destaca que “desde abril comienzan a comprarlas para los trajes de flamenca”.

En sus comienzos, aclara que “solo había alpargatas básicas lisas, pero ahora las esparto están de moda y son muchas firmas internacionales las que lo trabajan”. Por este motivo, en Toril hay de colores lisos, rayas, estampados, cuadros… Todo un abanico de variedad para todos los gustos y edades. Desde los 10 euros, se pueden portar unas esparto básicas, hasta las cuñas, tipo mocasín, adornadas con borlas y hechas con piel o vaquero.

Diseños para boda. Diseños para boda.

Diseños para boda. / Juan Ayala

Muñoz no continúa con el legado familiar solo. Su mujer, María Dolores Fernández, le acompaña en la tienda y no solo eso. Fernández va más allá con la moda espartera y ha diseñado su propia línea de alpargatas para novias, bajo el nombre MD, con un precio en torno a 65 euros.

“Son 100% artesanales y cosido todo con mis propias manos”, dice . Para las futuras recién casadas, solo tienen que escoger el color, la altura de la cuña y el bordado que deseen. Lunares, plumeti, encaje, seda… Las novias escogen y Fernández se encarga de que el gran día los pies brillen. Además, para que las niñas de las arras acompañen a la novia, también se hacen alpargatas infantiles con la misma técnica.

Para las celebraciones nupciales, González declara que “muchos vienen para hacer un pedido grande de alpargatas básicas” porque “es un regalo muy original”y, sobre todo después de unas horas de baile, cuando los tacones piden un descanso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios