Cuaresma

Piezas repletas de sentimiento

  • La Fundación Miguel Castillejo acoge hasta el próximo sábado el quinto Encuentro Modelístico y Cofrade con más de una treintena de obras

Una niña contempla una de las piezas que se exponen en la muestra Una niña contempla una de las piezas que se exponen en la muestra

Una niña contempla una de las piezas que se exponen en la muestra / Juan Ayala

La sección cofrade de la Asociación Modelística Histórica de Córdoba (Amhico) lleva cinco años adelantándose a la Semana Santa con el Encuentro Modelístico y Cofrade en la Fundación Miguel Castillejo en la que reúne pequeñas obras de la Semana Santa de la capital.

Una muestra que permanecerá abierta hasta el próximo sábado y que se inauguró ayer en la citada sede, en la que el olor a incienso y los sones de la Pasión no faltaron.

El presidente de Amhico es José Cuenca, quien cuenta con orgullo que la idea de poner en marcha esta muestra cofrade justo el día en el que da comienzo la Cuaresma surgió hace ya un lustro y con bastante éxito, ya que son numerosas las personas que acuden a ver estas pequeñas obras de arte mientras que la exposición permanece abierta y, que además culmina con la procesión, también este sábado, del paso de la Santa Cruz.

Por cierto, que esta procesión saldrá desde la sede de la Fundación Miguel Castillejo y recorrerá las calles de la zona Centro de la capital cordobesa a partir de las 18:00.

Y es que este paso, que se hizo hace ahora cuatro años, es una de las piezas que se pueden ver en esta exposición y que sale en procesión desde 2016. Más de una treintena de piezas forman parte de esta muestra, en la que también hay una imagen de una Virgen Dolorosa, obra de Rafael Gata, además de una Inmaculada cedida por la Hermandad del Resucitado.

Varias personas observan algunas de las piezas de la exposición Varias personas observan algunas de las piezas de la exposición

Varias personas observan algunas de las piezas de la exposición / Juan Ayala

Una pieza que, según confiesa Cuenca, "no me explico cómo está aquí por el valor que tiene". "Hacemos eventos durante todo el año y esta exposición para mantener el espíritu cristianos dentro de estos tiempo actuales", sostiene.

Pero aún hay más, porque la muestra ofrece un más que amplio espacio para los aficionados al modelaje y a la escultura en miniatura, unas piezas que despiertan el interés y el asombro de numerosas personas.

La iglesia de San Lorenzo hecha en corcho blanco, obra de Ángel Sánchez, quien tardó medio año en diseñarla, o la parroquia de Santa Marina son algunas de las obras que integran la muestra, en la que también hay hueco para varios trabajos de Antonio Bernal.

La novedad de este año, según explica el presidente de Amhico, es la representación, en miniatura, de un desfile procesional en la calle, en la que no faltan los pasos, la banda de música y los nazarenos.

Los palios de la Virgen de las Angustias y de los Dolores o el paso del Cristo Universitario, además de El Caído son otras de las miniaturas que se pueden ver esta muestra, en la que no falta una representación del paso de San Rafael.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios