EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Provincia

Hacienda aplicará rebajas fiscales al campo cordobés aunque no del 100% para el olivar

Tractorada en Lucena el pasado 15 de febrero. Tractorada en Lucena el pasado 15 de febrero.

Tractorada en Lucena el pasado 15 de febrero. / Juan Ayala

El Ministerio de Hacienda aplicará rebajas fiscales al campo cordobés, tras las numerosas demandas por parte de las organizaciones agrarias de las últimas semanas y que, el lunes, Asaja tildó de "desastrosa". El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este jueves, más tarde de lo habitual, la orden ministerial por la que se reducen los índices de rendimiento aplicables en 2019 en el impuesto de la Renta (o de módulos, como se conoce en el ámbito agrario), que beneficia a agricultores y ganaderos afectadas por diversas circunstancias excepcionales. La Junta de Andalucía, además, había solicitado una rebaja del 100% para el olivar cordobés, que no se atiende; el índice, no obstante, se reduce del 0,26 al 0,13.

La orden, a grandes rasgos, recoge la propuesta de "minoración" de los índices, una rebaja para la que "se han tenido en cuenta daños climáticos y otro tipo de adversidades", ha explicado el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Entre ellos, los derivados de problemas de mercado y que hace poco más de un mes llevaron a los agricultores de Córdoba a sumarse a las tractoradas convocadas en el conjunto de España para denunciar su situación.

En Andalucía, el efecto de las reducciones establecidas a escala nacional es "alto", según el Ministerio, por tratarse de producciones importantes dentro de su ámbito territorial. Las rebajas benefician a olivareros así como a productores de cereales, cítricos, leguminosas y oleaginosas, así como a los productores de ganadería extensiva, vacuno de leche y apicultura. En Córdoba, además, todos los olivareros de La Carlota se beneficiarán de una mayor reducción de módulos que la fijada a escala nacional, al quedar en el 0,09 en ese término municipal.

El Ministerio, asimismo, ha destacado la rebaja en los módulos, además del olivar antes mencionado, para las producciones de algodón, maíz y pimiento del término municipal de Santaella, en la Campiña Sur.

El Gobierno central calcula que la aplicación de esta norma en el conjunto del sector agrario supone una rebaja de la base imponible del orden de 614 millones de euros para el sector agrario, la mayor cifra del último quinquenio y prácticamente el triple del año anterior. En la comunidad autónoma de Andalucía, el conjunto de todas las reducciones puede suponer una minoración de la base imponible de unos 270 millones de euros, lo que significa el 44 % del total nacional.

También se aplican a la campaña de módulos 2019 reducciones para los agricultores que utilicen electricidad para el riego, en aplicación de un coeficiente corrector que se introdujo en 2014 y que podrán seguir aplicando los agricultores que utilicen electricidad para el riego sobre el rendimiento neto de los cultivos regados, y que supondrá una reducción de un 20% del mismo. También se mantiene la reducción del 5% del rendimiento neto calculado por el método de estimación objetiva para 2019. Se trata de una medida de carácter horizontal que afecta a la totalidad de los agricultores y ganaderos que tributen en estimación objetiva.

Los sectores beneficiados

Los sectores beneficiados con esta medida son, dentro de la agricultura, los cereales, que pasan de 0,26 a 0,18; cítricos, de 0,26 a 0,18; frutales no cítricos, de 0,37 a 0,30; leguminosas, de 0,26 a 0,18; oleaginosas, de 0,32 a 0,22, y el olivar, de 0,26 a 0,13.

Respecto a la ganadería, la reducción queda de la siguiente forma: bovino de leche de 0,20 a 0,18; bovino de cría extensivo de 0,26 a 0,18; bovino de carne extensivo de 0,13 a 0,09; ovino de carne extensivo de 0,13 a 0,09; ovino de leche de 0,26 a 0,18; caprino de carne extensivo de 0,13 a 0,09; caprino de leche de 0,26 a 0,18; porcino de carne extensivo de 0,13 a 0,09; porcino de cría extensivo de 0,26 a 0,18, y apicultura de 0,26 a 0,13.

Varias minoraciones afectan específicamente al ámbito provincial de Córdoba. En el caso concreto de La Carlota, el olivo pasa del 0,26 a 0,09. Y, para el término de Santaella, el algodón se reduce de 0,37 a 0,26; el maíz de 0,26 a 0,13 y el pimiento de 0,26 a 0,13.

Un año "desastroso", según Asaja

El pasado lunes, la organización agraria Asaja Córdoba reclamó rebajas fiscales tras un año "desastroso" para el campo y añadió que la campaña de la declaración de la renta comenzó el 1 de abril sin que el Ministerio de Hacienda hubiera aún publicado "la necesaria orden de rebajas de módulos para compensar la enorme crisis de rentabilidad que atravesaron todos los cultivos y la ganadería en 2019, que deberían quedar con un índice 0 debido a las pérdidas generalizadas del campo cordobés".

Desde la patronal agraria explican que, por ejemplo, todos los cereales vieron mermada su producción en más del 50% y el trigo en general, tanto blando como duro, disminuyeron su superficie en un 12% respecto a la campaña pasada, llegando en trigo duro a un 26% de superficie. En el caso del girasol, a consecuencia de la sequía severa de la pasada primavera, se redujo la superficie un 3%. Junto a ello, la colza también sufrió una bajada del 37% en superficie.

Igualmente, en Córdoba la vendimia estuvo caracterizada por una merma en la producción respecto a campañas anteriores y "unos precios fijos que hacen difícil la viabilidad del cultivo", ha concretado Asaja. Ello provocó la disminución en la producción que fue de un 20% menos en la uva blanca (pasando de 44 metro kilogramos en el 2018 a 37 en 2019) y de un 30% en la tinta.

En el algodón, hubo un rendimiento medio de 2.600 a 3.000 kilos por hectárea, menor al de la campaña anterior que fue de 4.000 kilos, es decir en torno a un 25 y 35% menos. Los precios también fueron bastante inferiores a 2018.

Olivar y cítricos

Por otro lado, la petición de reducción de módulos en el olivar de almazara en la provincia de Córdoba se fundamenta principalmente para 2019 en la situación de bajos precios, situándose la mayor parte del año en precios por debajo de los costes de producción.

En cuanto a los cítricos, se produjo un descenso de un 15-20% de producción, especialmente en variedades tempranas. A este descenso de producción, hay que sumarle que en 2019 se desplomaron las cotizaciones de los agricultores en todas las variedades de cítricos llegando a mínimos históricos.

Ganadería

Por último, en la ganadería, la escasez de precipitaciones provocó el descenso en la producción de pastos en las explotaciones ganaderas extensivas en toda la provincia, por lo que no se cubrieron las necesidades de alimentación del ganado. Por este motivo, se tuvo que suplementar al ganado casi todo el año por la escasez de hierba y pasto.

"La escasez de lluvia en primavera repercutió negativamente en el desarrollo de los cereales, mermando seriamente la producción de heno para el ganado y la cantidad y calidad de la paja. Tanto la escasez de heno como de paja, hicieron que los precios al ganadero estuvieran en torno a un 50% superiores a la campaña anterior. El precio de la paja se incrementó a final de año más de un 200%", han incidido desde Asaja.

Por todo ello, Asaja ha reclamado que hay motivos más que suficientes debido a las pérdidas generalizas para dejar los módulos "con un índice 0 en todos los sectores mencionados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios