EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Tomates y calabazas

Lourdes Chaparro

lchaparro@eldiadecordoba.com

Tácticas

Hay quien de manera errónea está poniendo palos en la rueda y se retrata de manera vergonzosa

Con esto del coronavirus, cada cual está desarrollando, en la medida que puede, su propia táctica de supervivencia. Pero hay algunas que ya, así de buenas y a primera vista, nacen con el pie cambiado. Una de ellas es la ponerse trampas al solitario a la hora pedir ayudas a la OTAN como ha hecho el Gobierno. No y no. O la de cambiar las fechas del inicio de la pandemia en España, que es de traca y que viene mejor de cara a la opinión pública. Luego está la guerra entre comunidades, que si yo no puedo comprar mascarillas, que si me las retienen -gran bulo ese-, que si me salto cualquier control y al mando único también, que ciertamente, está haciendo aguas. Y luego, la semiótica de los comunicados de los dirigentes contagiados, que eso es harina de otro costal y, además, lamentable. Por cierto, que les deseo a todos ellos una pronta recuperación.

En estos días, todos intentamos protegernos de la mejor manera que podemos y todos tenemos, como decía al principio, o desarrollamos tácticas, más o menos acertadas, pero son las nuestras y las compartimos de la mejor manera que podemos. También está quien de manera errónea está poniendo palos -y demasiados- en la rueda y se está retratando de una manera descarnada y vergonzosa. Por cierto, menuda táctica esa, que pone de manifiesto lo peor de cada persona, aunque es mucho peor quien la ensalza y la aplaude, que para malos los otros. Pobres de ellos.

Que esto se ha ido de las manos es absolutamente cierto, que se está controlando también y que la curva se va a superar, por supuesto que sí, cueste más o cueste menos. Pero todos deberíamos desarrollar la táctica de la paciencia y de la espera y dejar eso de resolver las cuentas para más adelante -nos queda un camino nunca antes recorrido y habrá que sortear cada piedra con mucho esfuerzo- y no convertir esto es un escarnio público, que son muchas vidas las que se han ido y muchos los esfuerzos por contener esta pandemia.

Y entre todas estas tácticas ya estamos iniciando una de las mejores, que es la de empezar a pensar en qué se va a hacer cuando podamos salir de casa y la pesadilla del coronavirus acabe de una vez por todas. Esta táctica te puede llevar a soñar, pero también a la realidad futura y tener que hacer examen de conciencia para no cometer errores. Y es que hay quien tiene ya la agenda completa hasta mayo del año que viene. Yo, por ahora, con la de mañana, que es sábado, tengo suficiente, pero todo se verá.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios