Córdoba CF

Juan Sabas dirige su primer entrenamiento al frente del Córdoba CF

  • El técnico madrileño, apoyado en sus asistentes, arranca su etapa con el balón como protagonista

Juan Sabas charla con Diego Delgado, técnico del filial, a su llegada a la Ciudad Deportiva. Juan Sabas charla con Diego Delgado, técnico del filial, a su llegada a la Ciudad Deportiva.

Juan Sabas charla con Diego Delgado, técnico del filial, a su llegada a la Ciudad Deportiva. / Laura Martín

Juan Sabas ya tiene el mando del Córdoba CF. El técnico madrileño, elegido para reconducir la marcha del equipo y conseguir la clasificación para el play off de ascenso, ha dirigido este miércoles su primera sesión de entrenamiento al frente del conjunto blanquiverde. Por delante tiene diez jornadas de liga regular tras relevar al frente del plantel a Raúl Agné, que poco antes de que el grupo iniciara el trabajo se ha despedido de forma oficial de la entidad cordobesista.

Apenas doce horas después de haber sido anunciado como entrenador del CCF, Sabas ha arrancado su primera jornada en blanco y verde, a caballo entre El Arcángel y la Ciudad Deportiva. Porque en el estadio, escenario luego de su presentación oficial, el entrenador ha mantenido su primera charla con la plantilla, antes de iniciar el trabajo sobre el verde y después de que los jugadores acompañaran a Agné en su despedida.

Ya en faena, Sabas ha mostrado las primeras señas de identidad de su libreto, siempre apoyado en su equipo de asistentes: el segundo, Manuel Robles, y el preparador físico, Rubén Betanzos. Con el balón como principal protagonista, ya desde la ronda de calentamiento, el plantel cordobesista ha trabajado en la presión, tanto en el aspecto defensivo como en la forma de salir de ella, con apoyos constantes y juego rápido.

Todo en espacios reducidos, primero en la zona central del campo principal de la Ciudad Deportiva, y luego ya en un campo de dos áreas de tamaño, con la participación desde ese momento de los porteros Isaac Becerra y Edu Frías. Una serie de partidillos, de siete contra siete, que Sabas ha seguido desde una distancia corta, con la clara intención de conocer lo más pronto posible por dónde puede meterle mano al proyecto.

Porque si de algo no hay duda es de que el nuevo entrenador del Córdoba no tiene tiempo que perder, por mucho que la decisión de aplazar la competición por la crisis del coronavirus le otorgue ahora dos semanas de margen. Por delante, el madrileño tiene una mini competición de apenas diez partidos con el único reto de entrar de nuevo entre los cuatro primeros para garantizar la presencia en la pelea por el ascenso. Ese es el único reto que Sabas y su equipo tienen por delante, y en el que ya trabajan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios