Córdoba CF La impotencia de Miguel Flaño

  • El navarro lamenta los errores graves que volvieron a costar una derrota y reconoce que el corregirlos "forma parte del nivel de cada uno de nosotros"

Miguel Flaño, abatido al fondo de la imagen, tras el segundo gol del Sporting. Miguel Flaño, abatido al fondo de la imagen, tras el segundo gol del Sporting.

Miguel Flaño, abatido al fondo de la imagen, tras el segundo gol del Sporting. / Álex Gallegos

Comentarios 0

Tras la derrota ante el Sporting de Gijón, que deja al Córdoba ya casi sin argumentos para pensar en que la permanencia es posible, sólo Miguel Flaño compareció ante los medios de comunicación. Era un día complicado para dar la cara, después de la enésima decepción en El Arcángel, y tuvo que ser uno de los últimos en llegar, aunque ya con galones en el vestuario, el que explicar el sentir propio y de sus compañeros.

El defensa navarro no escondió que "en el fútbol profesional y en una categoría en la que vas al límite, al final pequeños detalles pueden marcar la diferencia", en referencia a los goles encajados, en sendos fallos que a su juicio "también forma parte del nivel de cada uno de nosotros, defender esas jugadas que son muy difíciles de trabajar, pero que van en cada uno". Flaño mostró su abatimiento al reconocer que "es una pena porque al final el equipo trabaja, creo que mucho, lo intenta, no se da, se ilusiona cada semana, pero al final las palabras se las llevas el viento y el verde no engaña a nadie; van pasando las semanas, la situación es la que es, muy delicada".

Una nueva derrota que para el veterano zaguero es "un palo que cuesta digerir, pero somos profesionales, sentimos esto y nadie se va a entregar, vamos a insistir hasta el último minuto del último partido". Ese es el mensaje que Flaño quiso transmitir a la afición, a pesar de saber que "se le puede decir poco, porque las palabras ya sobran y seguramente están cansados de escuchar; nosotros seguiremos y nos entregaremos hasta el final".

Tantos errores decisivos en los partidos no son una fatalidad, y Flaño así lo reconoció: "Las casualidades en el fútbol no existen y un partido o dos se te van por circunstancias o por fortuna pero cuando se da con cierta regularidad es porque algo no se hace bien. Nos hemos adelantado muchos días y ahí está el nivel de cada uno para hacerle frente, para no regalar nada y para ir sacando puntos. Nos estamos jugando la vida cada día. En cada partido está la diferencia entre mantenerse o no y ante eso, poco se puede hacer". El central, muy crítico, explicó que "el equipo hace muchas cosas que están a la altura de la categoría, pero esto es un trabajo de 90 y pico minutos y ahí no damos la talla".

"En cada partido está la diferencia entre mantenerse o no y ante eso, poco se puede hacer"

Cuestionado por qué es lo que falla para acumular los malos resultados, Flaño lo englobó en "el aspecto competitivo", aunque reconoció que "es difícil de concretar qué es lo que no pasa pero es un poco el no regalar, el estar intensos y concentrados, aunque uno se va quedando sin palabras". Y es que, como explicó el navarro, "encaramos cada fin de semana para ir dándole cara a la situación y acercándonos a los puestos que nos permitan estar en la pelea, pero hasta ahora no lo hemos conseguido".

No arroja la toalla

Pese a la desesperada situación, Miguel Flaño aseguró que sigue "teniendo fe, aunque es complicado, eso es una obviedad, pero tampoco nadie nos puede asegurar que esto no se va a conseguir. En nuestra mano está seguir ilusionándonos cada semana".

Ese convencimiento, que podía sonar a frase hecha, lo reafirmó el navarro al asegurar que él sí cree "que podemos salir de ahí, creo en la plantilla, en la capacidad que tenemos. Yo lo he comentado en el vestuario y sigo pensando que se puede. El equipo está muy jodido, pero seguiremos adelante y vamos a apretarnos para no dejarnos ir".

"Hemos venido muchos y los que ya estaban sabiendo lo que nos jugamos. Es muy jodido pero a la vez, vamos a apretar hasta el final, vaya como vaya", concluyó el defensa blanquiverde.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios