Córdoba CF - Sporting de Gijón | La previa El momento de la mirada interior

  • El Córdoba se agarra a las matemáticas y El Arcángel para continuar en la pelea por la permanencia

  • Tras tocar fondo en Almendralejo, Rafa Navarro volverá a hacer cambios buscando su primer triunfo

Miguel Flaño y Chus Herrero realizan un ejercicio de fuerza en un entrenamiento. Miguel Flaño y Chus Herrero realizan un ejercicio de fuerza en un entrenamiento.

Miguel Flaño y Chus Herrero realizan un ejercicio de fuerza en un entrenamiento. / Jordi Vidal

El Córdoba CF ha tocado fondo. Está en su momento más crítico desde que comenzó una temporada ya de por sí dramática desde su antesala; es colista cuatro meses después y ve la permanencia más lejos que nunca: a diez puntos tras los partidos de ayer. Tampoco el juego ni las sensaciones, como no puede ser de otra forma, le acompañan. Pero a pesar de todo se resiste a arrojar la toalla. Al menos, ese es el discurso, que sólo tendrá validez si tiene reflejo en el terreno de juego, el verdadero juez en esto del fútbol con gustos y opiniones de todos los colores, pero una única realidad: la que dictan el balón y el verde.

De momento, el panorama no puede ser más desalentador, incluso triste. A falta de 13 capítulos para volver a cerrar el libro, el cordobesismo se aferra a un nuevo milagro para continuar siendo de plata, aunque hoy con mucha menos fuerza que hace sólo una semana. Es la consecuencia de añadir un palo más a esa colección interminable de decepciones. Pero como han advertido durante la semana los profesionales cordobesistas, todavía hay puntos suficientes para mantener el aliento... al menos un partido más. Porque para que haya un punto de continuidad, todo pasa por batir a un Sporting de Gijón (El Arcángel, 16:00) que llega también necesitado, aunque en su caso por engancharse a la pelea por el play off.

Esa diferencia entre aumentar el éxito o salvar el pescuezo es la que debe evidenciarse en el campo desde que la pelota empiece a rodar, sea cual sea el ambiente, sea cual sea la disposición táctica, sea cual sea la planilla de alineaciones ofrecida. Sin embargo, para que eso ocurra es vital que la labor mental y de retrospección obligada tras el desastre de Almendralejo haya sido real.

La temporada ha llegado a un punto en el que desde el vestuario del CCF debe emanar sangre; tiene que doler lo que pasa en cada batalla, sentir el escudo como propio. Mirarse al interior es bueno en estos casos, poner sobre la mesa errores y virtudes, reconocerlos y hacerlos propios, y tratar de maximizar las segundas para reconducir una situación caótica.

El Arcángel debe empezar a marcar diferencias

Porque todo pasa por salir vencedor en más de la mitad de los duelos que quedan pendientes –es decir, en el doble de los acumulados en el doble de fechas celebradas–, si bien el primero será el que marque todo lo demás, el que señale el destino, entre otras cosas porque es en El Arcángel, el escenario que tiene que empezar a marcar diferencias.

El cuadro cordobesista está obligado a dar la vuelta a su crisis de manera inmediata, quitarse el premio de ser el peor equipo de 2019, con apenas cinco puntos de 30 –una victoria, dos empates y hasta siete derrotas–, y empezar a soñar con un horizonte nuevo, aunque para salir de la zona de descenso hagan falta ya, en el mejor de los casos, cuatro jornadas más. Pero eso es el futuro, aún lejano y turbio, y lleno de ruido; el presente es lo que debe ocupar, y la pelota, la herramienta para darle una forma diferente a la que ahora mismo se intuye.

Alineciones probables del Córdoba CF-Sporting de Gijón. Alineciones probables del Córdoba CF-Sporting de Gijón.

Alineciones probables del Córdoba CF-Sporting de Gijón. / El Día

Buscando esa consistencia hasta el momento desconocida, apenas visionada en pequeños retazos, el técnico blanquiverde volverá a remover la alineación para intentar estrenar su casillero de victorias, lo que ayudaría a levantar el ánimo a todos. Lo único seguro, según sus palabras, es la titularidad de Carlos Abad en la portería; en el resto de zonas, Rafa Navarro está decidido a introducir modificaciones, que serán seguras en la defensa y la medular, con opción también de salpicar al ataque.

Fernández y Miguel Flaño aparecerán en el once tratando de reencontrar el cero en la meta propia, y Blati Touré es fijo en un centro del campo en el que no estará Bodiger, sancionado. Vallejo sería su relevo más natural, pero... quizás todo dependa del resto de elegidos, pues mirando a la actuación más reciente pocos salvo Andrés Martín tienen opciones fundadas de mantenerse en la foto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios