Córdoba CF | Análisis del Rival

Al Rayo Majadahonda ya sólo le vale ganar

  • El conjunto majariego ha caído a zona de descenso tras conseguir uno de los últimos 18 puntos

  • Aitor Ruibal podría regresar ante el Córdoba después de tres encuentros sin jugar por una lesión

Iza Carcelén trata de frenar a Rioja, jugador del Almería. Iza Carcelén trata de frenar a Rioja, jugador del Almería.

Iza Carcelén trata de frenar a Rioja, jugador del Almería. / Rafael González

En su debut en el fútbol profesional, al Rayo Majadahonda le estaban saliendo las cosas a pedir de boca, pero todo se le comenzó a torcer tras conseguir un histórico triunfo ante el Deportivo en Riazor. Desde entonces, cinco derrotas y un empate le han llevado a caer a zona de descenso hace dos jornadas, tras perder ante el Albacete.

Su fragilidad defensiva –es el tercer equipo más goleado (57) por detrás de los descendidos Córdoba y Nàstic– y las lesiones, sobre todo la de su máximo goleador, Aitor Ruibal –podría regresar ante el conjunto blanquiverde–, le han pasado factura.

Al frente del equipo se mantiene, por cuarta temporada consecutiva, Antonio Iriondo, el técnico con el que logró la gesta del ascenso y con el que el club ahora apuesta por una salvación que se le ha complicado, lo que le obligará a hacer un esfuerzo extra en las últimas jornadas. Eso sí, los majariegos cuentan con el bonus del Reus para la fecha 42 del campeonato.

Sin balón

Iriondo lleva a gala practicar un estilo de juego basado en exprimir la capacidad de decisión, la gestión de las jugadas y la inteligencia en el campo de sus jugadores. En definitiva, en darle libertad al futbolista. Suele utilizar un sistema 3-5-2 que se puede convertir en un 3-4-3 e incluso en un 4-4-2.

Con Basilio en la portería, el técnico alinea por delante a tres centrales, habitualmente Ernesto Galán, Luso y Héctor Verdés, con David Morillas, si no juega por delante, o David Andújar como recambios. Son jugadores veteranos y expeditivos, pero carentes de velocidad, lo que tratan de suplir con colocación. Suelen salir con el balón, pero cometen errores que les cuestan goles.

Con balón

Iriondo suele combinar en el doble pivote el perfil más defensivo de Óscar Valentín, que también tiene capacidad para distribuir el juego, con la mayor calidad técnica de Enzo Zidane o Verza. Por delante de ellos, conformando un trivote, Fede Varela o el propio Zidane, que contribuyen a que la circulación del balón sea fluida y el peligro en el área rival aumente con mayor presencia de efectivos.

En los costados, ejerciendo la doble función defensa-ataque, convertidos en auténticos carrileros, Iza Carcelén, por la derecha, y Benito Ramírez, Morillas o Fran Varela, por la izquierda; son jugadores que defienden bien y se desdoblan con rapidez, con buena salida de balón, profundidad, desborde y pegada.

Y arriba, Manu del Moral y Héctor Hernández están siendo la referencia, aunque Ruibal, ya recuperado, podría entrar por alguno de ellos.

Lo mejor

Rapidez en zona ofensiva.

Lo peor

La fragilidad defensiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios