Córdoba CF

El Córdoba CF anuncia que Álvaro Aguado no volverá a jugar de blanco y verde

  • El club informa que quedará fuera de las convocatorias tras pasar reconocimiento en Pucela

Álvaro Aguado, entre Luis Muñoz y Andrés Martín, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Álvaro Aguado, entre Luis Muñoz y Andrés Martín, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Álvaro Aguado, entre Luis Muñoz y Andrés Martín, en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

Álvaro Aguado no volverá a vestir la camiseta del Córdoba CF. El volante jiennense, traspasado el pasado mercado de enero al Valladolid, quedará fuera de las últimas tres convocatorias del equipo que dirige Rafa Navarro, según ha informado este miércoles el club en una nota en la que advertía también de que su ausencia en el primer entrenamiento de la semana, que se repetirá este jueves, se debe al permiso para pasar el pertinente reconocimiento médico con el conjunto pucelano.

De esta manera, Aguado cierra en un segundo plano una etapa de dos temporadas en la entidad cordobesista, a la que llegó en verano de 2017 desde el Real Jaén para reforzar al filial en Segunda B y de la que se marcha dejando unos dos millones de euros en caja. El medio fue traspasado junto a Sergi Guardiola –el delantero ya terminó la temporada en Pucela, marcando además el gol de la permanencia en Vallecas– por un montante de unos seis kilos.

La trayectoria del volante jiennense en el Córdoba ha tenido luces y sombras. Las luces provocadas principalmente por su irrupción de la mano de Jorge Romero en el último partido de 2017, saldado con goleada ante el Reus (5-0) y con Jesús León en el palco, cuando su desembarco en la entidad ya se daba por hecho (se rompió días más tarde para luego ser ya oficial en enero).

En esa segunda mitad del curso, Aguado resultó un futbolista fundamental para lograr el objetivo de la salvación, participando en un total de 16 partidos (seis de titular) y sumando 789 minutos, en los que anotó un gol: el último de la temporada, que cerró la goleada en el epílogo del campeonato en El Arcángel ante el Sporting de Gijón (3-0).

Con ese rol de jugador principal, alejado de su contrato con el filial, el verano fue largo para Álvaro Aguado y el Córdoba, obligados a entenderse, pero cuya resolución no llegó hasta ya empezada la pretemporada, con su incorporación al stage de Segovia, todavía con Francisco Rodríguez de entrenador y con un recién llegado Rafael Berges asumiendo el primer marrón de la dirección deportiva de la entidad.

Lleva desaparecido desde marzo

Al final, las partes acordaron ya a principios del mes de octubre, la ampliación y mejora de su contrato hasta 2022, con una subida notable de su cláusula de rescisión. Pero ya nada fue igual. La participación del jiennense ya no fue igual de importante en el equipo, contagiándose del rendimiento colectivo en un torneo para olvidar que ha terminado con el descenso a Segunda B.

Aguado, fijo durante la primera vuelta, se va con un total de 25 partidos disputados y 1.570 minutos, en los que anotó un tanto que valió para empatar ante el Tenerife, todavía en septiembre. Tras perder el rol de titular entrado marzo, su última aparición fue en los nueve minutos finales del duelo ante el Zaragoza (0-3).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios