Córdoba CF El juez desestima el recurso de la Federación contra la subasta de la Unidad Productiva

  • El magistrado tumba la oposición de la RFEF y defiende que el proceso "es lo legal y además justo"

Los administradores judiciales del Córdoba CF, en El Arcángel. Los administradores judiciales del Córdoba CF, en El Arcángel.

Los administradores judiciales del Córdoba CF, en El Arcángel. / Juan Ayala

El titular del juzgado número 1 de lo Mercantil de Córdoba, ha desestimado el recurso interpuesto por la Real Federación Española de Fútbol al auto que autorizaba la venta de la Unidad Productiva del Córdoba CF, dictado por el propio juez Antonio Fuentes Bujalance el pasado 18 de noviembre.

En su argumentación para desestimar la petición del organismo federativo, Fuentes Bujalance hace referencia a los dos pilares sobre los que se sustentaba dicho recurso. Por un lado, el principio de integridad de la competición, que la RFEF consideraba violentado, y por otro, la problemática por la inclusión en la Unidad Productiva de los derechos federativos.

El juez defiende en su escrito la legalidad del proceso de subasta de la Unidad Productiva que desembocó en la llegada de Infinity al club, en base a que "se pagan todas las deudas que la RFEF exige a cualquier equipo para poder competir". Para rebatir los argumentos federativos, el juez recuerda que cuando la propia RFEF inscribió al Córdoba el pasado verano en el último día del plazo legal, el club blanquiverde ya arrastraba una deuda de diez millones de euros y tenía en situación de impago el convenio de acreedores del concurso. Por ello, el magistrado pone en duda esa preocupación de la Federación por controlar que los clubes no tengan deudas, dejando entrever que si así fuera realmente, el primer criterio para poder competir sería contar con todos los pagos en regla y deuda 0.

El juez no entiende por tanto que el Córdoba esté ahora incumpliendo una norma al saldar sus pagos pendientes con trabajadores y administraciones públicas, algo que sí hacía cuando fue inscrito. "Ha sido precisamente durante estos meses en los que el Córdoba CF SAD no ha pagado a nadie cuando se ha podido prostituir la competición, porque se competía sin pagar, ahora sin embargo, es cuando se va a competir pagando, como cualquier otro club, ¿donde está aquí la perversión de la competición?, ¿donde la desigualdad que antes si había?, en ningún sitio, no existe", añade el magistrado en su exposición.

Además, respecto a la titularidad de los derechos federativos, el otro gran argumento de la RFEF para oponerse al proceso de venta de la Unidad Productiva del Córdoba, el juez titular del juzgado número 1 de lo Mercantil de Córdoba reconoce que "los derechos federativos pertenecen a la Real Federación Española de Fútbol y este titular nunca lo ha puesto en duda", aunque advierte la contradicción recogida en el propio recurso, cuando la Federación asegura que que la plaza en una categoría deportiva "es un derecho temporal que debe renovarse en caso de que se sigan cumpliendo los requisitos".

Bajo ese precepto, el juez considera contradictoria considerar esa plaza en Segunda B como un derecho otorgado al Córdoba y más tarde defender que no puede incluirse en un la venta de la Unidad Productiva. A ellos, el magistrado recuerda que pese a que la RFEF insiste en su carácter privado como asociación, eso no la exime de estar "sometida al imperio de la ley".

Por todo ello, Fuentes Bujalance considera que esta solución es "lo mejor para todos", puesto que "los casi 150 trabajadores de la entidad, muchos no precisamente millonarios, sino humildes trabajadores, van a seguir trabajando y cobrando" y "el Córdoba seguirá compitiendo, ahora sí, atendiendo a sus obligaciones", por lo que no le cabe duda de que "es lo legal y además justo" ya que "no se violenta a nadie".

La resolución negativa de este recurso es de carácter firme y contra ella no cabe recurso, por lo que la Federación deberá buscar una instancia superior si considera que su oposición sigue teniendo recorrido legal. En todo caso, el organismo federativo está igualmente pendiente de la decisión del juez sobre el otro recurso interpuesto, en este caso contra el auto de autorización de venta a Infinity de la Unidad Productiva del Córdoba CF. Un recurso que, en esta primera instancia y al ser dirimido por el propio juez de lo Mercantil, tiene todos los visos de ser igualmente desestimado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios