Córdoba CF

El Córdoba CF regresa este lunes por la tarde a los entrenamientos en El Arcángel

Carlos Valverde controla el balón ante Manu Farrando, con Mario Ortiz al fondo. Carlos Valverde controla el balón ante Manu Farrando, con Mario Ortiz al fondo.

Carlos Valverde controla el balón ante Manu Farrando, con Mario Ortiz al fondo. / Juan Ayala

La plantilla del Córdoba CF apura las horas de un fin de semana libre antes de retomar los entrenamientos ya con la vista puesta en las tres últimas jornadas de la primera fase en el Subgrupo IV-B de Segunda División B. El conjunto blanquiverde comenzará a preparar este lunes el choque ante el Real Murcia del próximo domingo (El Arcángel, 18:00) con una sesión de tarde en el propio escenario del encuentro que, como todas, volverá a ser a puerta cerrada por las restricciones sanitarias consecuencia de la pandemia del covid-19.

De descanso desde el mediodía del viernes, tras ese partido de entrenamiento con el filial (3-0), los jugadores cordobesistas volverán a la actividad a partir de las 17:00 en El Arcángel. La preocupación inmediata se centra en el estado físico de Álex Robles y, sobre todo, Isaac Becerra, pues ambos terminaron con molestias diversas el duelo con el segundo equipo. Mientras el lateral se retiró con un golpe fruto de un choque con Meléndez, el portero sufrió un pinchazo en el gemelo de su pierna izquierda que requiere de un mayor examen médico.

Los que sí se han mostrado ya plenamente recuperados y aptos para volver a la competición son Jesús Álvaro y Carlos Valverde, ausentes en las últimas citas también por problemas musculares. Ambos, que ya acumulaban varios entrenamientos grupales, participaron con total normalidad en el partidillo del viernes, por lo que están a disposición de Pablo Alfaro para el duelo ante el Murcia. Así, la única baja segura que tiene el Córdoba sigue siendo Julio Iglesias, que ya realiza trabajo de campo tras cuatro meses apartado de los terrenos de juego por una lesión de tobillo.

Buenas noticias, encadenadas con la que deparó el empate del sábado entre el Betis Deportivo y el Yeclano (2-2), que han devuelto la confianza al Córdoba tras varias semanas en crisis. Y eso es lo más positivo para encarar el tramo clave de la temporada, con esas tres finales ante los pimentoneros, El Ejido y el filial bético para las que, de momento, sigue haciendo falta un pleno y esperar a resultados de otros campos para sellar la eventual tercera plaza actual, fruto de no haberse cerrado los duelos directos por la zona alta de la tabla.

La primera batalla será el domingo ante el Murcia y, en ella, los blanquiverdes volverán a contar con el apoyo de sus aficionados tras dos meses en soledad. La bajada al nivel 3 de alerta en la capital permite una asistencia de 400 espectadores, si bien el club ya solicitó a la Junta de Andalucía una ampliación hasta los 2.500 que aún no ha recibido respuesta, si bien viendo los precedentes no parece que vaya a ser positiva. En todo caso, el próximo miércoles habrá una nueva reunión del Ejecutivo que aclarará más este aspecto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios