sanidad

La lucha desde el laboratorio

  • La AECC celebra el Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer para hacer un llamamiento a las instituciones sobre la necesidad de inversión

Un momento del acto celebrado por el Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer. Un momento del acto celebrado por el Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer.

Un momento del acto celebrado por el Día Mundial de la Investigación contra el Cáncer. / juan ayala

La Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) celebró ayer el Día Mundial de la Investigación sobre esta enfermedad con una suelta de globos a la que precedieron testimonios de científicos y médicos que actualmente están dedicados a ella. Si la investigación se detiene, en 2030 una persona morirá de cáncer cada dos segundos. De ahí la necesidad de que las instituciones, tanto públicas como privadas, inviertan en estudios dirigidos a tratamientos que puedan curar o que conviertan el cáncer en una enfermedad crónica, explicó Pilar Iglesias en representación de la Junta Provincial de la AECC. Este llamamiento también fue dirigido a la ciudadanía a través de una recogida de firmas.

La entidad pidió medidas para aumentar, al menos duplicar de ahora a 2030, el presupuesto de los últimos diez años en investigación contra esta enfermedad, que supone una de las primeras causas de muerte en el mundo.

En el acto, la voz principal la tuvieron los que cada día luchan contra el cáncer desde las consultas y los laboratorios. El primero de ellos fue el investigador Enrique Gómez -becado por la AECC para desarrollar un estudio en oncología molecular-, que reforzó la idea del gran trabajo que hace la entidad para fomentar la vocación investigadora.

Tras él, la doctora en Bioquímica Elena Yubero explicó que el pasado año se diagnosticaron unos 250.000 nuevos casos de cáncer y recordó que, a lo largo de sus vidas, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres padecerá esta enfermedad. En su grupo del Instituto Maimónides de Investigación Biomédica de Córdoba (Imibic) están centrados en identificar marcadores del cáncer de mama y de próstata para que se pueden desarrollar tratamientos diana.

El director del Imibic, Justo Castaño, destacó que "la clave es trabajar juntos". Así, indicó que el Hospital Reina Sofía "nos da el suelo, el sitio y la energía; las instituciones nos dan el apoyo para desarrollar algunos programas y la Universidad nos nutre de alumnos". En la actualidad, más de 18 grupos de investigadores trabajan en la lucha contra el cáncer.

Castaño destacó la labor que hace la AECC en materia de prevención, sobre todo contra la obesidad, el tabaquismo y el alcoholismo, porque "la lucha contra el cáncer no sólo es el diagnóstico y el tratamiento".

Por su parte, el oncólogo Enrique Aranda confesó que "llevo más parte de mi vida luchando contra el cáncer que sin luchar contra él" y añadió que desde sus inicios se ha encontrado a la AECC. De hecho, resaltó que entonces, a primeros de los años 90, "la asociación ya tenía una bomba de cobalto para la radioterapia cuando nosotros teníamos que mandar a los enfermos a Sevilla para que se trataran".

Por último, Enrique Aranda manifestó que "sin investigación no hay progreso" y reconoció que ha habido "un retroceso" en los últimos años "por falta de medios, no porque no haya investigadores".

En esa línea, explicó que él es especialista en cáncer de colon y aseveró que "hay que poner ya el cribado" para este tipo de cáncer, que está aumentando en incidencia en los países occidentales y desarrollados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios