Alto Guadalquivir

Salud notifica cuatro fallecidos en la residencia Jesús Nazareno de Montoro

Una profesional sanitaria atiende a una persona mayor. Una profesional sanitaria atiende a una persona mayor.

Una profesional sanitaria atiende a una persona mayor. / El Día

Las últimas 24 horas en la provincia de Córdoba han sido trágicas a costa de los efectos devastadores del coronavirus y, de nuevo, las residencias de mayores se han llevado a la peor parte, al igual que ocurrió durante la primera ola del covid-19.

La Consejería de Salud y Familias ha informado de que siete de los diez fallecimientos registrados desde ayer 1 de noviembre en Córdoba han tenido lugar en dos residencias de mayores, una de la capital cordobesa y otra en la provincia, en este caso, la comarca del Alto Guadalquivir.

Una de ellas ha sido la residencia Jesús Nazareno de Montoro, donde se han certificado cuatro víctimas mortales. Además, según los mismos datos, "se mantienen 22 casos confirmados" en este centro. No obstante, estas cifras facilitadas por el departamento que dirige Jesús Aguirre contrastan de manera muy notable con las facilitadas por la propia residencia de mayores, que ayer informó de que el número de casos positivos se elevaba a 79 personas, de las que 61 son residentes y el resto trabajadores. 

Desde la dirección del propio centro, que se encuentra medicalizado dada la situación que atraviesa por los casos de coronavirus, ya explicaron que "todos los residentes se encuentran en supervisión y control diario, tanto por el personal de la residencia, como por el equipo médico-enfermera del centro de salud".

Además, Montoro es uno de los municipios que forma parte del grupo de municipios que se encuentran en la horquilla de entre 500 y 1.000 casos, junto a núcleos como Benamejí, Cabra, Doña Mencía, Espejo, Fernán Núñez, Montemayor, Moriles, Priego, Puente Genil, Fuente Carreteros, Alcaracejos, Villanueva de Córdoba y Córdoba capital.  

Junto a estas cifras, la Consejería de Salud y Familias también ha informado de otras tres víctimas mortales en la residencia Jesús Nazareno de la capital cordobesa, lo que eleva a cuatro fallecimientos en este mismo centro, en el que el brote detectado afecta a 22 personas.

Pero sin duda, es la residencia de mayores Domusvi Inmaculada de la Concepción de Puente Genil, la que peor parada ha salido hasta el momento en esta segunda ola del coronavirus, al sumar ya 18 fallecimientos. No en vano, entre el pasado sábado y el domingo, murieron al menos otros cinco residentes, dos hombres de 85 y 81 años; y tres mujeres de 92, 84 y 81 años, respectivamente. Estos decesos se produjeron en unos casos en la propia residencia y en otros, en el Hospital de Alta Resolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios