Cine

Muere a los 82 años el actor británico Albert Finney

  • Candidato a cinco Oscar y ganador de tres Globos de Oro, el actor intervino en títulos como 'Tom Jones', 'Dos en la carretera', 'Asesinato en el Orient Express' o 'Erin Brockovich'

El actor británico Albert Finney El actor británico Albert Finney

El actor británico Albert Finney

Albert Finney, actor británico nominado al Oscar en cinco ocasiones, ha muerto a los 82 años tras sufrir una corta enfermedad. "Albert Finney falleció en paz después de una breve enfermedad con sus seres queridos a su lado. La familia pide privacidad en estos tristes momentos", afirma un comunicado recogido por la BBC.

Albert Finney fue un actor versátil y con gran presencia, conocido por su gran variedad de voces y acentos, que se curtió con obras de Shakespeare antes de dar el salto a la gran pantalla. Nacido el 9 de mayo de 1936, forjó su reputación como uno de los principales intérpretes de la nueva ola del cine del Reino Unido de los años sesenta del siglo XX, una época prolífica que dejó atrás las penurias de la posguerra.

Tras debutar sobre las tablas teatrales con personajes de Shakespeare, en 1960 pasó al cine con El animador, de Tony Richardson -que ya le había dirigido sobre los escenarios-, y su fama creció con Sábado noche, domingo mañana (1960).

Cinco nominaciones al Oscar

Formado en la prestigiosa Real Academia de Arte Dramático (RADA) de Londres, logró su primera de cinco nominaciones al Oscar de Hollywood, galardón que le esquivó durante toda su carrera, por Tom Jones (1963), filme sobre el que al principio dudó pero que le lanzó al estrellato internacional.

Albert Finney en 'Asesinato en el Orient Express' Albert Finney en 'Asesinato en el Orient Express'

Albert Finney en 'Asesinato en el Orient Express'

Fue también candidato por encarnar al detective de Agatha Christie Hércules Poirot en Asesinato en el Orient Express (1974), por su papel en La sombra de un actor (1983) y por Bajo el volcán (1984). Finney, que nunca acudió a la gala de los Oscar, optó también al galardón al mejor actor de reparto por Erin Brockovich (2000), película por la que fue premiada su compañera de reparto Julia Roberts, que le dedicó su Oscar.

Otros galardones

En los Globos de Oro tuvo más suerte y ganó en tres ocasiones: por Tom Jones, por Muchas gracias, Mr. Scrooge y por interpretar a Winston Churchill en el telefilme de la HBO Amenaza de tormenta (2002).

Nominado trece veces a los Bafta británicos, el actor del norte de Inglaterra ganó dos. Una de las películas más recordadas de este actor con tablas, versátil y de robusta apariencia física, es Dos en la carretera (1967) en la que compartió protagonismo con Audrey Hepburn.

Albert Finney y Audrey Hepburn en 'Dos en la carretera' Albert Finney y Audrey Hepburn en 'Dos en la carretera'

Albert Finney y Audrey Hepburn en 'Dos en la carretera'

Después de Big Fish (2003), Antes de que el diablo sepa que has muerto (2007) y El legado de Bourne (2012), su última aparición en la pantalla fue un pequeño papel en la película de James Bond Skyfall (2012). En 2011, el actor anunció que sufría cáncer de riñón y en los últimos años permaneció apartado de la escena.

Impulsor del Free Cinema

Finney nació en Salford, cerca de Manchester (norte inglés), y se educó en la escuela pública hasta llegar a la RADA, donde compartió aula con Peter O'Toole.

Formó parte de una generación de actores de provincias y de clase trabajadora que aportó un soplo de aire fresco a la escena inglesa, e impulsó el Free Cinema, un influyente movimiento de filme documental surgido en los años cincuenta. Pese a vivir la posguerra, no sufrió privaciones, puesto que su padre era un corredor de apuestas de éxito.

Casado tres veces, tuvo un hijo a los 22 años, Simon, actualmente operador de cámara, con su primera esposa, Jane Wenham. Tras su matrimonio con la actriz francesa Anouk Aimée, de la que se divorció en 1978, se casó con Pene Delmage, ahora su viuda.

Fiel aficionado del Manchester United, Finney, que no tenía agente y rehuía las entrevistas, tenía una opinión humilde de la profesión de actor, que comparaba con la de albañil, según cuentan quienes le conocían. En 1980, rechazó un galardón real (la Orden de Comendador del Imperio Británico) y en 2000 el más alto honor que concede la reina Isabel II, el título de sir, pues consideraba que el sistema británico de condecoraciones "perpetúa el esnobismo".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios