• En estas dos décadas, el Hospital Reina Sofía ha celebrado su 40 aniversario y también ha superado el donante de órganos número 1.000

Líderes en trasplantes

Cuando la solidaridad se convierte en vida

Laura Caballero, trasplantada de corazón con solo ocho días, posa junto a su madre. Laura Caballero, trasplantada de corazón con solo ocho días, posa junto a su madre.

Laura Caballero, trasplantada de corazón con solo ocho días, posa junto a su madre.

José Martínez

Escrito por

· Ángela Alba

Redactora

En estas dos últimas décadas, el Hospital Reina Sofía ha conmemorado diferentes efemérides, como su 40 aniversario, y también ha celebrado diversos hitos relacionados con su programa de trasplantes de órganos, uno de los más punteros a nivel nacional. No en vano, es referente en Andalucía en injertos pulmonares de adultos y niños, mientras que es uno de los pocos centros de España que realizan trasplantes hepáticos infantiles.

Durante todo 2016, el hospital celebró su 40 aniversario con un programa de actos científicos y sociales que inauguró la Reina Sofía en abril, en recuerdo de la visita que hizo con el Rey Juan Carlos cuando se abrió el centro en 1976. Durante ese año hubo espacio para los recuerdos sobre los inicios del centro y el paso de la vieja Residencia de Noreña al complejo Reina Sofía, en el que los médicos se impusieron como una tarea prioritaria adentrarse en el mundo de los trasplantes.

Los llamados "coroneles" dirigieron al resto de facultativos, la mayoría jóvenes y con muchas ganas de trabajar e innovar, en la puesta en marcha de la maquinaria de la excelencia sanitaria. Eso fue lo que se llamó "el espíritu Reina Sofía".

La historia del hospital está ligada a nombres como Carlos Pera, Francisco Álvarez y Antonio Torres

La historia del hospital está ligada a nombres como el del intensivista Francisco Álvarez, el hematólogo Antonio Torres o el cirujano Carlos Pera, a los que hay que añadir una selecta lista en la que se encuentran Armando Romanos, Heliodoro Sancho, Manuel Concha, Gonzalo Miño, Ernesto Moreno o Pedro Aljama. Todos ellos han dejado una escuela que llega hasta la actualidad.

Con esos "coroneles" surgió el programa de trasplantes, que es la insignia del centro gracias a sus buenos resultados y a los hitos que ha conseguido en sus 41 años de trayectoria. Precisamente en 2019 se celebró el 40 aniversario del primer injerto. En 1979, un grupo de médicos y enfermeros se inició en este entonces desconocido mundo.

Tarta de celebración del 40 aniversario del Reina Sofía Tarta de celebración del 40 aniversario del Reina Sofía

Tarta de celebración del 40 aniversario del Reina Sofía / Barrionuevo

Hacía tiempo que el hospital esperaba la posibilidad de hacer un trasplante, que llegó el 6 de febrero de ese año, cuando Miguel Berni, un joven de 32 años con un problema renal grave, recibía un riñón de donante cadáver. Esta experiencia fue un fracaso relativo, ya que aunque la operación discurrió con normalidad, el paciente sufrió un rechazo hiperagudo y finalmente falleció. Sin embargo, supuso una hazaña que despertó las ganas de superación y de investigación de los profesionales del hospital cordobés.

Desde entonces se han realizado 8.398 trasplantes de órganos y tejidos: 1.876 trasplantes renales, 1.484 hepáticos, 711 de corazón, 689 de pulmón, 240 de páncreas, 1.448 de córnea y 1.950 de médula ósea. Todo ello gracias a los donantes, que han sido 1.107 desde que se inició esta actividad en Córdoba.

En los últimos 20 años se han logrado hitos como realizar el primer trasplante hepático de donante vivo en Andalucía (junio de 2002), ha sido el primero de España en implantar un lóbulo de pulmón de adulto en un niño (enero de 2003), en llevar a cabo los primeros injertos hepáticos infantiles de donante vivo de Andalucía (junio de 2005) y en hacer un trasplante de pulmón de adulto a niño (noviembre de 2008).

Otro de esos hitos sucedió en julio de 2009, cuando un niño de 19 meses que vivía con un corazón artificial recibió un trasplante de ese órgano. En octubre de 2013, por primera vez en España, el Reina Sofía realizó un trasplante de órganos procedentes de un paciente en asistolia controlada (a corazón parado). En este caso fueron dos riñones para dos receptores.

En mayo de 2015, el equipo médico llevó a cabo dos trasplantes hepáticos de forma simultánea, a un bebé y a una mujer adulta, mediante la técnica split, que hace posible que de un único órgano se puedan beneficiar dos pacientes. Una de las experiencias más especiales ocurrió en junio de 2015, cuando una mujer de 55 años donó parte de su hígado al bebé de su hija, que había nacido con una malformación en ese órgano. La intervención fue pionera en España.

Todo esto no sería posible sin la solidaridad de los donantes y de las familias que dicen sí a la donación en un momento tan difícil como es la pérdida de un ser querido. En 2018, el Reina Sofía registró el donante de órganos sólidos número 1.000 y lo celebró con un acto de agradecimiento a todos aquellos que han dado vida más allá de la muerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios