Vega del Guadalquivir

Un proyecto mejorará la eficiencia energética para distribuir el agua en redes en Palma del Río

  • La iniciativa europea ‘Redawn’ cuenta con un presupuesto de 2,9 millones de euros, cofinanciado por los fondos Feder

Asistentes a la puesta en marcha de la planta piloto del proyecto 'Redawn' Asistentes a la puesta en marcha de la planta piloto del proyecto 'Redawn'

Asistentes a la puesta en marcha de la planta piloto del proyecto 'Redawn' / El Día

El proyecto Redawn, iniciativa europea de fomento de la eficiencia en las redes de agua, y organizada por Feragua y el grupo Watef de la Universidad de Bath en Reino Unido, ha servido para la puesta de largo de la planta piloto en España del mismo, ubicada en la finca cortijo Calonge, en Palma del Río.

La citada iniciativa es un proyecto de innovación europeo de tres años de duración que estudia cómo mejorar la eficiencia energética en las redes de distribución de agua del área atlántica mediante una tecnología innovadora basada en el uso de microturbinas y bombas inversas. Dotado con un presupuesto de 2,9 millones de euros, cofinanciado por los fondos Feder a través del programa Interreg Atlantic Area.

Entre los socios españoles se encuentran la Universidad de Córdoba –que definirá los requisitos técnicos y desarrollará la investigación de campo– y la Asociación de Comunidades de Regantes de Andalucía (Feragua).

A través de este proyecto se evaluarán las posibilidades de la energía minihidráulica en las redes de agua del área atlántica, incluyendo las redes de abastecimiento, redes de industria y redes de riego. Para ello contará con tres plantas pilotos, como la instalada en Palma del Río, donde se instalarán equipos minihidráulicos generadores de energía con potencias medias en el entorno de 10 kilowatios.

El secretario general de Feragua, Pedro Parias, ha explicado que el 3% del consumo global de energía está asociado a la producción, distribución y tratamiento de agua, “sector que es el cuarto que más energía consume y contribuye en gran medida a la emisión de CO2”.

El 80% del coste del agua para abastecimiento está asociado a la energía requerida para su captación

Al impacto medioambiental, al tratamiento del agua hay que sumar su coste económico, “ya que hasta el 80% del coste del agua para abastecimiento está asociado a la energía requerida para su captación, tratamiento y distribución y en el caso del regadío, representa como media un 30% del presupuesto del agricultor y en algunos casos superando el 50%”, ha añadido.

Parias ha detallado que el riego localizado, que ya representa el 50% de la superficie de riego en España y el 75% en Andalucía, gestiona de manera más eficiente el agua pero consume más energía, habiéndose duplicado sus costes eléctricos desde 2008, y ascendiendo en Andalucía la factura eléctrica del regadío a unos 180 millones de Euros.

Estos datos, junto a la previsión del crecimiento del 33% de la población mundial para 2050 y de más del 50% de la demanda energética es necesario fomentar este tipo de tecnología de recuperación de energía hidroeléctrica en redes de agua, que en el caso de la planta piloto de finca cortijo Calonge contribuirá a recuperar “alrededor de 12 megavatio hora y a generar un ahorro medioambiental de más de 9,5 toneladas de CO2”, ha dicho.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios