Provincia

Chapuzones contra el calor en las playas de Córdoba

  • El Viso, Almodóvar del Río e Iznájar cuentan con espacios habilitados para el baño, acompañados de chiringuitos, sombrillas y distintas actividades acuáticas en el verano

Unas bañistas en la playa de La Breña, en Almodóvar del Río. Unas bañistas en la playa de La Breña, en Almodóvar del Río.

Unas bañistas en la playa de La Breña, en Almodóvar del Río. / Laura Martín.

Córdoba es una de las ciudades donde el calor hace más mella, desde que el sol comienza a caldear la primavera hasta que empiezan a caer las primeras hojas de los árboles, se viven diferentes alertas por altas temperaturas que hacen que los habitantes de la ciudad recurran a las piscinas, privadas o municipales, para poder sofocar el calor asfixiante en la medida de lo posible.

Aunque aún peor lo tienen quienes no pueden acceder a ninguna de estas piscinas, bien por no disponer de ellas o de la oportunidad, y que no es raro que protagonicen escenas en la buscan refrescarse de cualquier forma bajo los 40 grados que suele marcar el termómetro. En estas circunstancias, visitar una playa se convierte en un anhelo para muchos, como demuestran los principales destinos en las vacaciones de verano.

A pesar de que la geografía priva a Córdoba de que sus tierras toquen el mar, los municipios de Almodóvar, El Viso e Iznájar ofrecen una solución que permite decir que Córdoba tiene playas. La Breña, la Colada y Valdearenas son las tres zonas de baño continental que suponen una alternativa más cercana para los habitantes de la provincia que comprenden mejor el verano entre sombrillas, arena y chiringuitos.

En el caso de el Viso, la actividad playera se inició desde los primeros días del mes de junio. El alcalde del municipio, Juan Díaz (PSOE), afirma que “había muchísimas ganas, desde el 1 de junio están viniendo bañistas”. Díaz señala que “la afluencia de visitas va en aumento, los días fuertes son los fines de semana y ahora el mes de junio, ya que la gente coge vacaciones”.

La Colada, además, ha celebrado este año su primera noche de San Juan, con la organización de la Asociación Juvenil, a la que asegura que “vinieron miles de personas, tuvimos una fiesta con actuaciones muy amena”.

Esta playa cuenta con 1.500 metros cuadrados nuevos de césped, y este año ha aumentado su número de sombrillas. Además, la zona de pinic se ha visto aumentada con cinco mesas nuevas, que se suman a las 16 ya existentes, y la zona de baño cuenta con una ducha cercana.

El acceso a la playa desde el municipio se hace por carretera, que lleva al aparcamiento. Éste tiene plaza para personas con movilidad reducida y conecta a la playa con una pasarela.

En Valdearenas, por el contrario, la actividad hasta ahora ha sido poca. El alcalde de Iznájar, Lope Ruiz (PSOE), apunta que “la playa esta recibiendo visitas desde hace dos semanas”, pero que la cita grande, que sirve además como inauguración de la temporada de actividades, es el Open Summer que se ha celebrado este fin de semana.

Además, durante el verano se vivirá el festival de cine “aprovechando las vistas de la playa” y varios campamentos de verano para lo más pequeños.

La playa cuenta con varios chiringuitos alrededor, además de un hotel, y desde el verano pasado se cuenta con una zona delimitada para el embarcadero. Las pasarelas de madera facilitan el paseo por algunas partes de la zona de baño, en la que además este año se ha realizado la instalación de un servicio público, que complementa los disponibles en los chiringuitos. El acceso a la playa por carretera acaba en un aparcamiento delimitado cercano a la playa y que tiene cabida para 200 vehículos.

La novedad de este año, según de talla Ruiz, es la inclusión “de una zona de baño para mascotas, que permite que la gente disfrute de esa parte de la playa con los animales sin interferir en la zona de baño normal”.

Por último, la localidad de Almodóvar del Río tiene habilitada la zona de la Breña como zona de baño, aunque su alcaldesa, María Sierra Luque (IU), apunta que “está llegando gente, aunque nuestra temporada de baño comienza el día 1 de julio con los socorristas”. Debido a la bajada del nivel del agua, Luque afirma que “hay que hacer cambios día a día para que esté adaptada”.

De hecho, el propio aparcamiento de la playa está siendo estudiado para que quede más cerca del agua y la administración quiere realizar los cambios necesarios para adaptar la zona de baño a los visitantes.

Ésta cuenta con dos duchas, varias sombrillas y puesto de socorrista, “además de una amplia variedad de actividades acuáticas, tirolina, tiro al arco y paseos en canoa”. A esto se suma la actividad de los campamentos y el albergue cercanos, que se llenan especialmente la noche de las perseidas.

De esta playa destaca, sobre todo, la cantidad de gente que se acerca a ver las puestas de sol, además de los visitantes del chiringuito. Se suma así como alternativa para no tener que recurrir a playas de otras ciudades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios