Vega del Guadalquivir

Tres detenidos en La Carlota por cultivo de marihuana y fraude de fluido eléctrico

  • La Guardia Civil interviene 285 plantas en fase de crecimiento de 1,50 metros de altura

Marihuana intervenida por la Guardia Civil en La Carlota. Marihuana intervenida por la Guardia Civil en La Carlota.

Marihuana intervenida por la Guardia Civil en La Carlota. / El Día

La Guardia Civil ha detenido en La Carlota a tres personas de edades entre 22 y 51 años, uno de ellos conocido por sus antecedentes policiales, como supuestos autores de un delito contra la salud pública por cultivo y elaboración de marihuana y otro de defraudación de fluido eléctrico.

El Instituto Armado ha informado de que, dentro de los servicios establecidos en la provincia para erradicar el tráfico y cultivo de drogas, tuvo conocimiento a través de varias informaciones recibidas en el Puesto de La Carlota, que en un antiguo establecimiento de hostelería de la localidad, situado a de pie carretera, al parecer, se estaban elaborando y cultivando marihuana.

Ante ello, se estableció un dispositivo de servicio en la zona, que permitió observar que una persona, que vivía en las inmediaciones, cuidaba las instalaciones para llevar a cabo las actuaciones necesarias para mantener la misma en óptimas condiciones.

Tras obtener indicios suficientes de que el interior del inmueble pudiera albergar una plantación indoor de marihuana, se procedió a su registro, lo que permitió localizar en su interior, concretamente en las estancias situadas en la planta superior -que habían sido cerradas con placas de yeso, tipo pladur y termoselladas debidamente, para impedir la salida de olores y con ello su detección- una plantación intensiva de marihuana, tipo indoor” compuesta por 285 plantas, de 1,50 metros aproximadamente, en fase de crecimiento.

Los agentes de la Guardia Civil también encontraron un gran número de efectos que formaban parte de un complejo y sofisticado sistema de elaboración y cultivo para la Marihuana (sistemas hidropónicos, de ventilación, extractores, focos artesanales, iluminación artificial, medidores de temperatura y demás efectos necesarios para el cultivo de las plantas), que fueron desmantelados.

Tanto para el funcionamiento de las instalaciones como para la maquinaria utilizada era necesario un elevado consumo de energía eléctrica, motivo por el cual habrían practicado un enganche ilegal a la acometida general de la red eléctrica, maximizando así sus beneficios y minimizando costes de producción. Tras gestiones con el Departamento de Inspección de Endesa, se pudo saber que la nave industrial referida, no disponía de contrato en vigor con ésta u otra compañía de electricidad.

Durante el desarrollo de la investigación la Guardia Civil pudo constatar documentalmente que el propietario del inmueble, había pagado a otra persona para que le firmase un contrato de alquiler, con la intención de que en caso de ser descubierto, evitar la acción policial.

Los detenidos han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios