Alto Guadiato

Coronavirus en Córdoba: Valsequillo aísla a universitarios con covid-19 en su hotel rural

  • El alcalde pide a los vecinos que se autoconfinen tras detectarse 17 positivos en personas de todos los perfiles

  • "Quedarse en casa es la única medicina que existe", insiste el regidor, Francisco Rebollo

Un tractor desinfecta las calles de Valsequillo. Un tractor desinfecta las calles de Valsequillo.

Un tractor desinfecta las calles de Valsequillo. / El Día

"Quedarse en casa es la única medicina que existe", ha insistido en la mañana de este miércoles el alcalde de Valsequillo, Francisco Rebollo (PSOE), el municipio que casi de la noche a la mañana se ha convertido en epicentro del covid-19 en la provincia de Córdoba. Según los datos oficiales de la Consejería de Salud y Familias a 4 de noviembre, la pequeña localidad, de 356 vecinos, soporta una tasa de 3.370 casos por 100.000 habitantes, el récord actual de la provincia. Y podría ser mayor, ya que el Ayuntamiento tiene contabilizados 17 contagios.

El coronavirus empieza a desbordarlo todo en este frío rincón del Alto Guadiato, mientras el equipo de gobierno tira de imaginación para aprovechar los limitados recursos existentes para construir un cordón sanitario. Así, entre las desinfecciones viarias y el reparto de mascarillas habituales en todos los lugares, el alcalde valsequillero ha adoptado una decisión hasta ahora inédita: abrir el hotel rural para aislar a los positivos más jóvenes y evitar las infecciones intrafamiliares, que en esta segunda ola se han convertido en las más problemáticas al tener que compartir los mismos espacios de la vivienda, como el cuarto de baño.

El servicio se ha puesto en marcha esta pasada noche y ha sido estrenado por cinco universitarios positivos en SARS-CoV-2, todos asintomáticos. "Lo primero que se les ha dicho es que nada de fiestas. Y que a los padres no se les ocurra ir allí a llevarles cosas", ha recalcado Rebollo.

El hotel, que permanecía cerrado, tiene capacidad para 54 personas. Igual que los tractores salen entre la niebla de la mañana para desinfectar los espacios públicos, la nueva normalidad también ha obligado a dar un nuevo uso a la instalación. Ya no se espera a los excursionistas ni a los turistas de fin de semana que antes llegaban a la zona en busca de aves migratorias. El virus lo ha cambiado todo, excepto el frío, pero las bajas temperaturas en este otoño difícil parecen un mal menor.

Rebollo ha solicitado a los valsequilleros "tranquilidad" y "colaboración", y mediante un bando emitido en la noche del martes les ha pedido que se autoconfinen para intentar atajar la cadena de infecciones. "Que salgan a lo indispensable, a comprar y a la farmacia, nada más. Estar en casa es ahora mismo el mejor medicamento", ha incidido el regidor, que se pregunta "qué ha podido pasar" para llegar de nuevo a esta situación en su localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios