Los Pedroches

Añora se autoconfina para cortar el mayor brote de coronavirus de Córdoba

  • Los vecinos expresan su incertidumbre ante la inminente vuelta al colegio en estas condiciones

  • La localidad soporta una tasa de contagios de 7.007 casos por 100.000 habitantes, la más alta de la provincia

Una vecina recoge unas bolsas de la compra. Una vecina recoge unas bolsas de la compra.

Una vecina recoge unas bolsas de la compra. / Sánchez Ruiz

Añora, de 1.527 habitantes, toma el testigo de los municipios autoconfinados en Córdoba, como antes lo fueron Montalbán, Belmez o Almodóvar del Río. Es la manera en que los vecinos de esta localidad de Los Pedroches intentan plantarle cara al covid-19, que oficialmente ha dejado 107 contagios en la última semana y ha disparado la tasa de contagio hasta 7.007 casos por 100.000 habitantes, la más alta de la provincia. La Consejería de Salud realizará hoy martes un cribado masivo, al igual que en la vecina Dos Torres.

Preocupa a la población noriega que los positivos sigan creciendo y que en las próximas horas se sumen más entre personas que, cuentan, no han tenido contacto con aquellos lugares que se cree que pudieron ser focos.

Muchas son las especulaciones que se están haciendo sobre el origen desde que el pasado 29 de diciembre surgiera el primer positivo, fruto de la relajación en las medidas de seguridad e higiene producidas durante el fin de semana de Navidad. Sin embargo, extraña que se estén dando tantos positivos en personas que no estuvieron presentes en ninguno de los puntos calientes, ni en contacto estrecho con positivos. Ante esta situación, el desconcierto entre los noriegos es cada vez mayor.

Vidal Calero conocía hace un día su positivo cuando, por voluntad propia y tras haber estado desde el día de Navidad prácticamente encerrado en casa con su familia y sin contacto con otras personas, solicitaba realizarse la prueba de antígenos antes de incorporarse a su trabajo, ya que su actividad profesional la realiza con personas dependientes. Su sorpresa fue mayúscula, puesto que desconoce cuál pudo ser el contacto para su contagio, precisamente a unos días de que estuviera prevista su vacunación contra el covid en el centro sociosanitario donde trabaja. Ahora tendrá que esperar para conocer si los anticuerpos que genere le permiten vacunarse o no en el futuro. Mientras, su familia debe permanecer en confinamiento domiciliario hasta el día 13.

Una de las preocupaciones que surgen en estos días últimos de las vacaciones de Navidad, una vez que ya se conoce que los Reyes Magos no pasearán por las calles de Añora, es cuándo se podrá volver a las aulas. Está previsto que sea el viernes, 8 de enero, “pero es que hay niños y niñas positivos, además de estar confinados muchos de ellos por haber estado en contacto con un positivo”, reconoce Vidal ante la pregunta de cuándo se producirá la vuelta a la normalidad.

Las calles de Añora vuelven a estar desiertas, como ocurriera en el confinamiento de marzo, y tan solo se ven algunas personas acudiendo a las tiendas de alimentación, farmacia o banco, que son los únicos establecimientos que permanecen abiertos. Añora, que es un pueblo con vida en sus calles, hospitalario y acogedor, se muestra hoy con sus puertas cerradas, sus vecinos con miedo y preocupación por su gente y muchos interrogantes por resolver.

Desde el Ayuntamiento se ha puesto a disposición de los vecinos confinados un servicio de atención directa para gestionar la compra de alimentos y medicamentos. Poco más pueden hacer dada la situación, ya que son muchas las familias que están confinadas y el resto prefiere ni salir a la calle por miedo y prevención, especialmente las personas mayores.

Durante estas fiestas algunos noriegos han vuelto a casa para pasar estos días con su familia. Es el caso de Luna Rubio, que desde Mallorca viajó para pasar la Navidad en casa, y que cuenta que ya ha vuelto a las islas. “Me he ido con mucha preocupación por lo que pueda pasar”, dice. En el otro lado está Cati Rísquez, quien ha preferido no volver a Añora en estos días como forma de responsabilidad ante su familia, que se mantiene en vilo tras conocer que una de las auxiliares de la ayuda a domicilio ha dado positivo.

Hasta el momento solo se ha producido un ingreso en la UCI del Hospital Comarcal del Valle de Los Pedroches de uno de los positivos registrados en Añora, que según su familia está evolucionando favorablemente. Aun así, se sigue pendiente de las pruebas que se están realizando el resto de miembros de la familia porque no paran de salir nuevos positivos, por lo que las cifras podrían seguir aumentando en los próximos días.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios