Análisis

Coronavirus en Córdoba: Seis puntos de la provincia donde el covid-19 está desbocado

Viandantes por la Judería. Viandantes por la Judería.

Viandantes por la Judería. / Juan Ayala

Con 4.895 positivos en los últimos 14 días y una tasa de 622 casos por 100.000 habitantes, la provincia de Córdoba en su conjunto reúne todos los parámetros para que se apliquen medidas más restrictivas que las que ahora marcan el día a día de los ciudadanos, y ello pese a que ya hay 28 municipios del Sur cerrados perimetralmente. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha advertido de hecho de que el domingo anunciará nuevas restricciones. A la espera de ese momento, estos son los seis municipios cordobeses que más preocupan por la evolución negativa del covid-19.  

Valsequillo

La localidad del Alto Guadiato, de solo 356 habitantes, registra a 5 de noviembre la tasa más elevada de contagios de la provincia, con 4.213 casos por 100.000 habitantes. En números redondos, son 15 positivos en la última semana. Ningún otro municipio cordobés se acerca a esta proporción tan elevada; el más cercano es La Granjuela, en la misma comarca, con 12 infecciones y una tasa de 2.603. “Quedarse en casa es la única medicina que existe", insiste el alcalde de Valsequillo, Francisco Rebollo (PSOE).

El equipo de gobierno ha tirado de imaginación para aprovechar los limitados recursos existentes e intentar construir un cordón sanitario. Así, entre las desinfecciones viarias y el reparto de mascarillas habituales, el alcalde valsequillero ha adoptado una decisión hasta ahora inédita: abrir el hotel rural para aislar a los positivos más jóvenes y evitar las infecciones intrafamiliares, que en esta segunda ola se han convertido en las más problemáticas. El servicio se puso en marcha en la noche del miércoles y ha sido estrenado por cinco universitarios, todos asintomáticos.

Puente Genil

La residencia Domusvi Inmaculada Concepción, con 24 residentes fallecidos, centra toda la preocupación en el municipio de la Campiña Sur, afectado por el cierre perimetral. Lo que se vive aquí recuerda a los momentos más duros sufridos en Rute, Montilla o Belalcázar la pasada primavera, en la primera ola. Es, por decirlo de manera clara, como si la experiencia de varios meses en la gestión del SARS-CoV-2 se hubiera esfumado.

El ritmo de decesos en la última semana ha sido de tal magnitud que, a día de hoy, uno de cada cuatro muertes que se registra en el distrito sanitario del Sur de Córdoba pertenece a la población pontanesa. En este contexto, el alcalde, Esteban Morales (PSOE), presidió el martes una reunión telemática con diferentes responsables sanitarios con la intención de dar respuesta a algunas de las cuestiones ni el director general de Atención Sociosanitaria de la Junta, José Repiso, ni de la delegada territorial de Salud, María Jesús Botella.

Córdoba capital

Con 2.161 contagios en los últimos 14 días y una tasa de 663 casos por cada 100.000 habitantes, Córdoba capital vive una situación al límite, resultado posiblemente de la relajación vivida durante el puente del Pilar. En aquellos días, la ciudad recibió a miles de turistas, festejó bodas y comuniones y acogió la única corrida de toros en una plaza de primera de la temporada en el conjunto de Andalucía. La Policía Local denunció, además, a decenas de personas por hacer botellón. Y, aunque técnicamente sea imposible relacionar lo vivido a mediados de octubre con la situación actual, las fechas cuadran.

La Junta de Andalucía organizó un cribado masivo en el pabellón polideportivo de Vista Alegre el 27 de octubre. Estaban llamados 1.100 voluntarios, pero apenas acudieron la mitad. El resultado fueron seis positivos, una cifra alta para una muestra de este volumen pero que, en todo caso, no preocupó demasiado a las autoridades sanitarias. La Junta, así, descartó el cierre perimetral que sí afecta a los municipios del Distrito Sanitario Sur. Coincidiendo con este pico de la segunda ola, la ciudad ha superado el centenar de fallecidos desde el inicio de la crisis y, a fecha de 5 de noviembre, son 113 las víctimas mortales; en el conjunto de la provincia, se elevan hasta las 285.

Fernán Núñez

El cierre perimetral del municipio de la Campiña Sur, que roza los 10.000 habitantes, poco está sirviendo para contener el virus. Son 107 contagios en los últimos 14 días, de manera que la tasa por 100.000 habitantes se eleva a 1.107 casos. Hay muchas otras localidades cordobesas con este nivel, como Doña Mencía, Bujalance o Espiel, pero el caso de Fernán Núñez es diferente. Fue uno de los primeros, junto a Montilla, en padecer el azote de la segunda ola en verano.

Y desde entonces la localidad se ha paseado por el filo de la navaja, encadenando contagios, siempre en la parte más elevada de la lista de lugares candentes. El alcalde, Alfonso Alcaide (IU), ha dado esta semana un tirón de orejas a sus vecinos ya que, aunque la mayoría cumple, hay una parte de la población que no obedece las normas ni las recomendaciones pese a que se les ha conminado “por activa y por pasiva”.

Villa del Río

El Distrito Sanitario Guadalquivir al completo supera la tasa de 500 casos por 100.000 habitantes, el límite acordado por las autoridades para decretar medidas contundentes. La demarcación, en concreto, soporta 537 casos, resultado de sumar 667 positivos en 14 días. Hay varias localidades que, incluso, duplican este índice, como Bujalance, El Carpio o Valenzuela, aunque la que centra la preocupación desde hace días es Villa del Río

A 5 de noviembre, presenta una tasa de 1.956 casos por 100.000 habitantes, resultado de anotar 139 positivos en dos semanas. Es el tiempo, precisamente, que el Ayuntamiento lleva aplicando unas restricciones que se alargarán al menos hasta el 15 de noviembre. El alcalde villarrense, Emilio Monterroso (PSOE), ha llamado a la población al "autoconfinamiento inteligente", pues quedarse en casa "es la única forma que se ha demostrado que funciona". Y ha advertido: "Hay que tomar decisiones por nuestra cuenta apoyándonos en la normativa, y podemos conseguirlo, porque la situación actual es insostenible". El Consistorio solicitó a la Junta que aplicara medidas drásticas, una petición que no ha sido escuchada.

Zuheros

Convertido durante meses en un auténtico fortín impenetrable al SARS-CoV-2, Zuheros, de 641 habitantes, registró su primer positivo el 23 de octubre. Desde entonces, las cifras no han hecho sino empeorar. La tasa actual es de 2.340 casos por 100.000 habitantes, una de las más elevadas de la provincia, resultado de anotar 15 infecciones en 14 días. Por fortuna, el virus de Wuham no ha causado ninguna víctima mortal en este rincón de la Subbética cordobesa.

Justo este jueves se ha conocido que la Delegación de Salud ha reducido el horario del único médico de Atención Primaria que atiende en el ambulatorio del municipio, que a partir de ahora solo verá a los pacientes durante cuatro horas al día, sin fines de semana. La medida se ha hecho efectiva "sin anuncio previo ni reconocimiento de la situación sanitaria y poblacional que vive Zuheros", han criticado los vecinos, que han anunciado movilizaciones para revertir esta situación en un momento tan delicado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios