EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Crónica Levantisca

J. M. Marqués Perales

jmmarques@diariodecadiz.com

Juan y Susana

El Gobierno de Juanma Moreno cree más en la propaganda que en el cambio, pero el presidente ha ganado con esta crisis

Juan Espadas, el alcalde de Sevilla, ha vuelto a desayunar en público, en uno de esos saraos donde tanto se aprende leyendo entre croasanes y cafés. En su último desayuno de la vieja normalidad, el del 10 de marzo, dijo aquello de que la OMS iba a tener que enviarle heraldos si quería suspender la Semana Santa de Sevilla. En previsiones, Juan, hemos fallado todos, y la OMS más que el alcalde, aunque por entonces dejé escrito que había una certeza imbatible: Espadas iba a repetir candidatura como alcalde de Sevilla. Se le notaba en la mirada.

En este desayuno de la nueva normalidad, Espadas ha ido acompañado de alguien que también repetirá: Susana Díaz, la ex presidenta de la Junta ha ganado la batalla a los pedristas andaluces, volverá a ser la candidata del PSOE en las elecciones. Tendrían que ocurrir otros hechos desgraciados, que apareciese una bandada de cisnes negros o que Trump se volviese estoico para que Díaz no repitiese en los carteles. Pedro Sánchez no tiene tiempo material para estos asuntos de partido, Susana Díaz lo deseaba y, durante meses, ha mostrado una lealtad inédita de la secretaria general hacia los asuntos de Ferraz.

La opción de que fuese relevada en este empeño por Juan Espadas perdió mucha fuerza porque el alcalde de Sevilla es lento como la conversión del carbono 14 para asumir este tipo de retos personales. María Jesús Montero no quiere volver a la Junta y su portavocía en el Gobierno durante esta pandemia es de ese tipo de encargos que o te achicharra o te abrasa. No hay elección, Montero necesitará de meses de descompresión cuando pase esto del Covid una vez descubierta la vacuna.

Susana Díaz sigue y hay recocijo en el PP de Juanma Moreno, la candidatura de la ex presidenta no reflejaría un empeño especial del PSOE por recuperar la Junta, es una segunda oportunidad sin asunción de riesgos y puede que hasta toque la flauta, que es lo que le ocurrió al actual presidente.

El Gobierno de Juanma Moreno cree más en la propaganda que en el cambio, pero el presidente de la Junta ha sido el que más ha ganado en su Ejecutivo y en el arco iris político andaluz, ha evitado la crispación y ha desplegado sensatez. Y esto es mucho en política. Estarán de acuerdo en que Moreno llegará a las elecciones con una proyección en la opinión pública mucho mejor que la de sus últimas elecciones, Núñez Feijóo en su espejo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios