Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Movistar Inter | La Crónica Orgullo de una ciudad (2-3)

  • El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cede su primera derrota ante el poderoso Movistar Inter

  • Los blanquiverdes exigieron hasta el último segundo a un equipo salvado al final por Jesús Herrero

Jesús Rodríguez protege el balón ante la presión de Bebé, con Ricardinho al fondo. Jesús Rodríguez protege el balón ante la presión de Bebé, con Ricardinho al fondo.

Jesús Rodríguez protege el balón ante la presión de Bebé, con Ricardinho al fondo. / Juan Ayala

El Córdoba Patrimonio de la Humanidad cedió su primera derrota de la temporada en un Vista Alegre entregado. Ganó el Movistar Inter (2-3), un equipo plagado de estrellas que sufrió hasta el último segundo para mantener su pleno de triunfos. Y esa fue la gran victoria de un conjunto blanquiverde que apenas ha necesitado tres jornadas para ganarse el respeto de la élite del fúbol sala nacional, que ya sabe cómo se las gastan los de Macario. Un grupo que desde hace mucho tiempo, y sin necesidad de exigir al límite a uno de los mejores del mundo, se ha convertido en un orgullo para la ciudad. Un premio que tal vez en el futuro sea más importante que los propios puntos.

El inicio del partido no invitaba precisamente el optimismo. El Movistar Inter salió con la idea de no dejarse sorprender por el ímpetu local; presión alta y amenazas rápidas, con Gadeia y Pito como pies ejecutores ante un Cristian que empezó a acumular intervenciones de mérito. Al conjunto de Macario le costaba quitarse la presión de encima, la propiamente ejercida por los azulones y la que conlleva estar frente a frente ante uno de los grandes de la Primera División.

Y no sólo en el aspecto táctico, también el físico ayudó de salida a plasmar una teórica superioridad visitante que quedó especialmente refrendada en la facilidad para conectar con todos los balones en la estrategia, uno de los principales hándicaps de los blanquiverdes en este aterrizaje en la élite. Sin embargo, un primer disparo de César y, principalmente, una contra de Pablo del Moral que Jesús Herrero resolvió en el mano a mano hicieron ver al Córdoba que podía competir de igual a igual.

La exigencia física hizo que ambos equipos completaran prácticamente su rotación a los 5 minutos. Todo esfuerzo era poco para contrarrestar las gotas de calidad que el Inter derramaba cada vez que visionaba de cerca del arco de un agigantado Cristian que tuvo que soplar con fuerza para mandar un pelo fuera los disparos cruzados de Marcel y Gadeia. Pero más allá de la diferencia de claridad a la hora de definir, de acabar las jugadas, la batalla ya estaba equilibrada.

El sostén de Cristian y el gol de David Leal

No por mucho tiempo, cierto es. Porque una arrancada desde campo propio de César llevó el balón a los dominios de David Leal, que con una maniobra vertiginosa acabó la jugada con un zurdazo al ángulo. Minuto 8 y el Córdoba Patrimonio de la Humanidad por delante de todo un campeón de todo. Vista Alegre se encendió y empezó a insuflar desde un graderío lleno hasta la bandera toda la fuerza que en algún que otro repliegue podía faltarle a los suyos.

David Leal celebra el gol que abrió el marcador ante el Movistar Inter. David Leal celebra el gol que abrió el marcador ante el Movistar Inter.

David Leal celebra el gol que abrió el marcador ante el Movistar Inter. / Juan Ayala

El Movistar Inter trató de levantarse del golpe con dos disparos de Marcel a los que respondió bien Cristian y el primer detalle de maestro de Ricardinho. Pero ni eso sacó de su rol a los blanquiverdes, cómodos en su papel de dominados, gozando del sufrimiento de tener que dejarse todo en la pista para contener a su enemigo. Y con arrestos para amenazar con el segundo con una paralela a Jesús Rodríguez que murió en el poste, por fuera.

Una contra en la que Javi Sánchez se durmió para dar tiempo Ricardinho a llegar al corte fue el siguiente susto local a un Inter que, en su afán de contrarrestar las ganas cordobesistas, se vio con cuatro faltas. Pero esa dificultad para frenar los ataques, menos pausados, de los de Macario, halló en el ataque a pelota parada el mejor aliado para encontrar respiro. Borja avisó con un tiro al palo que dejó el balón franco para que Humberto pifiara un remate sin oposición a un metro del arco.

Borja da la vuelta al partido en un santiamén

Y la siguiente aparición del menudo zurdo azulón fue para hacer daño real. De nuevo la estrategia como aliado y con Gadeia de gancho facilitó el empate tras un despiste de Koseky. Un palo para los cordobesistas, que al minuto se vieron por debajo tras otra buena acción de Borja que terminó con el esférico en el ángulo. Gadeia, poco después y tras otro saque de banda, sorprendió a Cristian para hacer más grande la herida al descanso para un cuadro local que, pese a todo, siguió en pie.

Y así fue también tras el paso por vestuarios, cuando a pesar del paso adelante que con el colchón del marcador dio la escuadra de Tino Pérez, que acumuló llegadas, aunque ninguna tan clara como la de Zequi, que se topó con el poste. El partido ya estaba más roto, sin bajar un ápice su intensidad, y eso hizo que pronto los locales se vieran con tres faltas y su oponente, con dos. Porque pese a la distancia y la mayor clarividencia para asustar de los visitantes, el Córdoba no había dicho su última palabra, ni mucho menos.

Eso sí, le faltaba engancharse de verdad. Y un par de controvertidas decisiones arbitrales, primero con Gadeia y luego con Cristian, que vio la amarilla, hicieron parte del trabajo que pudo completar Giasson con un disparo al lateral de poste. La respuesta azulona fue un zurdazo de Bebe a la cruceta tras buena acción de pívot del también cordobés Solano. Fue una fase de continuo ida y vuelta, de ataques claros continuados, y protagonismo de los arqueros.

El ataque final con todo blanquiverde

Un uno dos de Manu Leal en la izquierda que se marchó muy desviado y un cabezazo de Jesús Rodríguez tras un córner que incomprensiblemente no halló el arco abrieron las hostilidades para el último cuarto de partido. Pero faltaba el gol que encendiera la mecha, que acarició Zequi tras una buena maniobra resuelta desde el suelo por Herrero. Porque mientras que el Inter no sentenciara por completo -lo pudo hacer Ricardinho, molestado por Del Moral-, todo era posible en un Vista Alegre que se metía de lleno por momentos.

Y que respiró cuando un derechazo de Pito lo sacó Cristian con el rostro para dar más alternativas a los suyos. De seguido, Jesús Rodríguez volvió a toparse con el muro del meta del Inter, resolutivo también a un doble intento de Javi Sánchez y Koseky que dio paso, con algo más de cuatro minutos, al juego de cinco de los de Macario, con David Leal en el comodín. Una estrategia que el técnico del Córdoba quiso preparar con un tiempo muerto posterior.

Los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad agradecen el apoyo a su afición. Los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad agradecen el apoyo a su afición.

Los jugadores del Córdoba Patrimonio de la Humanidad agradecen el apoyo a su afición. / Juan Ayala

Pero ahí el Movistar Inter fue capaz de defender mucho con posesión, lo que minimizó sus riesgos, hasta que un balón filtrado por Javi Sánchez para Koseky, que resolvió a la perfección, cambió la cara al encuentro a falta de 2:26. La afición se vistió de jugar número 6 y Jesús Herrero tuvo trabajo ante David Leal y Jesús Rodríguez para dar pasos a unos segundos finales en los que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad encerró en su campo a todo un Movistar Inter que se tuvo que agarrar al oportunismo de su portero para salvar los tres puntos con un paradón en el último suspiro a tiro de Koseky. Los gritos de "Córdoba, Córdoba, Córdoba" retumbaron entonces para agradecer todo el esfuerzo a un equipo que es el orgullo de toda una ciudad.

Ficha técnica

2 - Córdoba Patrimonio de la Humanidad: Cristian; Lolo Jarque, Jesús Rodríguez, Manu Leal y César -cinco inicial-, Giasson, Zequi, Javi Sánchez, Pablo del Moral, Koseky y David Leal.

3 - Movistar Inter: Jesús Herrero; Ortiz, Gadeia, Ricardinho y Pito -cinco inicial-, Borja, Marlon, Bebe, Humberto, Marcel y Solano.

Goles: 1-0 (8') David Leal. 1-1 (16') Borja. 1-2 (17') Borja. 1-3 (18') Gadeia. 2-3 (37') Koseky.

Árbitros: Rodrigo y Sánchez (castellano-manchegos). Amonestaron a los locales Cristian y Koseky, y al visitante Ortiz.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 3 de Primera División disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante 3.500 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios