baloncesto finalde la liga endesa

El Madrid, a sobrevivir en casa ajena

  • Los de Pablo Laso viajan a Vitoria después de igualar 1-1 la serie ante el Baskonia, que espera a Voigtmann

Pablo Laso dialoga con los árbitros. Pablo Laso dialoga con los árbitros.

Pablo Laso dialoga con los árbitros. / juanjo martín / efe

El Real Madrid viaja hoy (18:30) a territorio enemigo, al Fernando Buesa Arena de Vitoria, tras igualar 1-1 la serie final por el título de la Liga ACB, con el objetivo de sobrevivir, lo que significa ganar al menos un partido de los dos que disputará ante el Baskonia, para aspirar a alargar la serie hasta el quinto partido.

La victoria de los alaveses en el primer partido del play off obliga a los campeones de Europa a igualar, como poco, ese triunfo en campo ajeno, para después poder ejercer el derecho al factor cancha, conseguido como primero en la liga regular, y que el hipotético quinto y definitivo partido vuelva a Madrid.

Ambos equipos han pasado de 90 puntos en los dos partidos y han dejado claro que la especulación no va con ellos. Así las cosas, parece más que posible que la exploración defensiva sea el campo de batalla más coherente en los enfrentamientos en Vitoria.

En el juego ofensivo el Madrid se siente cómodo, siempre y cuando su defensa le aporte garantías de estabilidad. El equipo de Pablo Laso se mueve mucho por estados de ánimos y rachas. Cuando la defensa funciona, el ataque y los puntos fluyen.

Además de la defensa y, claro, de los rebotes, otro de los aspectos importantes está siendo el juego interior. La presencia de Edy Tavares está siendo fundamental bajo los aros, no tanto por sus puntos sino por su intimidación.

Y ahí entra de lleno el esguince de tobillo que se hizo Johannes Voigtmann el viernes, por lo que será duda hasta el último momento.

Así las cosas, el Madrid con Tavares, y Gustavo Ayón, renacido en el segundo partido, luchará por imponerse en el Buesa Arena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios