Córdoba CF

Una reválida en enero

  • El conjunto blanquiverde afronta la apertura del mercado de fichajes con importantes cambios que hacer en su plantel.

  • Aumentar el límite salarial se antoja clave para reforzarse.

Jesús León -derecha-, que el próximo 22 de enero será nombrado oficialmente nuevo presidente del Córdoba, es el encargado de dar un lavado de cara al CCF en el mercado invernal. Jesús León -derecha-, que el próximo 22 de enero será nombrado oficialmente nuevo presidente del Córdoba, es el encargado de dar un lavado de cara al CCF en el mercado invernal.

Jesús León -derecha-, que el próximo 22 de enero será nombrado oficialmente nuevo presidente del Córdoba, es el encargado de dar un lavado de cara al CCF en el mercado invernal. / el día

El 2 de enero en el mundo del fútbol trae consigo la apertura del mercado de fichajes. Tras el día festivo con el que arranca el año, los clubes afrontan 30 jornadas en los que tienen la oportunidad de modificar sus plantillas, con el objetivo de enderezar sus objetivos. El Córdoba, lejos de vivir un mercado invernal tranquilo, anda muy necesitado de agitar la venta invernal de fichajes, pues su situación clasificatoria es preocupante y la llegada de Jesús León y Luis Oliver traerá consigo, salvo sorpresa o complicaciones, un importante número de caras nuevas.

Hasta la media docena podría llegar el número de incorporaciones que realice el Córdoba, que tiene en Luis Oliver a su nuevo hombre fuerte en lo deportivo. Pero, ¿qué impedimentos puede encontrar el Córdoba a la hora de reforzarse? Pues lo cierto es que el panorama no es nada sencillo para el cuadro blanquiverde. Por un lado, el límite salarial de la entidad cordobesista está agotado, Los 5,9 millones que la LFP autorizó en verano fueron dedicados en plenitud a la plantilla actual, con lo que la primera misión de Jesús León es que ese techo de gasto pueda verse incrementado. La operación no es nada sencilla, aunque tampoco inamovible, pero requerirá de inversión y habilidad a la hora de dar salida a los jugadores que tendrán que dejar hueco a los nuevos.

Ahí aparece la segunda complicación para el Córdoba, que presenta una plantilla cuyos contratos son, por lo general, importantes y bastante prolongados. Hasta diez jugadores del cuadro cordobesista tienen entre tres y cuatro temporadas más de contrato con la entidad. Es el caso de Fernández (que firmó hasta 2021), Javi Lara, Javi Galán, Jovanovic, Jaime Romero, Jona, Loureiro, Pinillos, Esteve y Josema (cuya vinculación finaliza en junio de 2020). De todos ellos, el club tratará de dar salida a los cinco últimos, sin descartar la marcha de Jaime.

El principal problema es, por un lado, el poco cartel de futbolistas como Loureiro o Esteve, que están casi inéditos, y que tendrán que salir cedidos a equipos de un escalón inferior. Por otro lado, los importantes contratos que tienen jugadores como Jaime, Pinillos o Jona complican cualquier operación para un Córdoba que necesita liberar esas fichas para estirar su límite salarial y poder acometer la llegada de futbolistas importantes. La de Noblejas -cedido por el Rayo Vallecano-, también apunta a ser una ficha que quedará en breve libre. Además, es bastante probable que en esa vorágine de salidas se produzca alguna sorpresa, como la de Álex Vallejo, que en principio seguiría aunque no ha gozado aún de continuidad.

A la hora de buscar fichajes, Oliver es ambicioso y los primeros nombres que ya suenan son futbolistas procedentes de Primera División, con pocos minutos y ganas de reivindicarse en un equipo donde puedan sentirse importantes. En el perfil que se busca hay dos aspectos muy a tener muy en cuenta: que se trate de hombres que aporten un salto considerable de calidad y que conozcan la Segunda División.

Pero claro está, para optar a esos jugadores, además del esfuerzo necesario para imponerse a los muchos equipos que pueden competir económicamente con el Córdoba, hay que añadir un atractivo deportivo que ahora mismo el Córdoba no posee. Porque en la situación actual, jugadores que vengan a asegurar minutos temporalmente pueden sufrir bastante para lidiar con la presión, lo que obligaría a la dirección deportiva a hacer apuestas firmes que en junio puede suponer otro problema. Esa es la compleja línea en la que se moverá el Córdoba en los próximos 30 días, que se prevén repletos de movimientos en El Arcángel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios