Córdoba CF

Cinco hombres acaban contrato el 30 de junio

  • Pawel, Caro, Sergio Aguza, Carlos Caballero y Edu Ramos son ya libres para negociar con cualquier club

Aguza lucha por el balón con Pozo, del Sevilla Atlético. Aguza lucha por el balón con Pozo, del Sevilla Atlético.

Aguza lucha por el balón con Pozo, del Sevilla Atlético. / antonio pizarro

En la complicada situación deportiva que atraviesa el Córdoba, con la necesidad de realizar fichajes en el mercado invernal y con un traspaso de poderes en la propiedad en pleno desarrollo, resulta complicado detenerse a pensar en posibles renovaciones en el plantel actual. Sin embargo, hay hasta cinco jugadores del conjunto blanquiverdes cuyos contratos finalizan el próximo 30 de junio y algunos de ellos son ahora mismo puntales del equipo. Estos cinco hombres son Pawel Kieszek, José Antonio Caro, Sergio Aguza, Carlos Caballero y Edu Ramos. Todos ellos son, desde ayer, libres para negociar con cualquier equipo que los pretenda incorporar el próximo verano.

El caso más significativo es el de Pawel Kieszek. El arquero polaco, a sus 33 años, es uno de los baluartes del actual Córdoba. Tras llegar a la entidad blanquiverde en el verano de 2016, Pawel cuajó un primer curso sobresaliente y en el actual se ha convertido en referencia en el vestuario, además de ser un hombre diferencial bajo palos. Sus buenas actuaciones, unidas a la situación de incertidumbre deportiva en la que se encuentra el Córdoba, complican la continuidad más allá del próximo 30 de junio de un hombre al que a buen seguro no le faltarán ofertas durante los próximos meses.

Otros dos hombres con buen rendimiento como blanquiverdes son Caro y Aguza. El defensa sevillano llegó también en el verano de 2016 con un contrato por dos temporadas, como un complemento para la zaga, pero ha sido desde su llegada el defensa más regular del plantel cordobesista. Con capacidad para jugar tanto de central como de lateral, el estepeño es un hombre fiable de los que elevan el valor de una plantilla. Aguza, por su parte, aterrizó en Córdoba en el pasado mercado invernal y se ganó la continuidad un curso más con grandes actuaciones. En ambos casos se trata de jugadores con buen cartel en la categoría.

Tal consideración podría merecer también Edu Ramos. El malagueño firmó dos temporadas con el Córdoba en el verano de 2016 y desde que Luis Carrión fue nombrado entrenador hasta la actualidad, Ramos ha sido el mediocentro defensivo titular del Córdoba.

Por último, Carlos Caballero es el hombre más veterano de la plantilla del CCF. Tras seis años y medio vistiendo la camiseta blanquiverde, el próximo 30 de junio culminará el contrato por cinco temporadas que el mediapunta madrileño firmó en enero de 2013, como continuidad a su llegada un año antes. Su continuidad, dada su veteranía, dependerá en buena parte de la categoría en la que el Córdoba esté el próximo verano.

Y es que esa incertidumbre sobre el futuro inmediato del club es la que complica una renovación a estas alturas del curso para la continuidad de algunos de estos hombres, que desde ayer ya pueden negociar su futuro con total libertad, sin la necesidad de autorización por parte del Córdoba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios