EL DÍA DE CÓRDOBA En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Córdoba CF - Sanluqueño | La previa Somos iguales, somos distintos

  • Con la calma institucional de la llegada de Infinity, el Córdoba desea trasladar la alegría al campo

  • El conjunto blanquiverde afronta el reto de enlazar dos victorias por primera vez en la temporada

Fidel Escobar y Juanto Ortuño pelean un balón ante la mirada de Raúl Cámara. Fidel Escobar y Juanto Ortuño pelean un balón ante la mirada de Raúl Cámara.

Fidel Escobar y Juanto Ortuño pelean un balón ante la mirada de Raúl Cámara. / Laura Martín

Hoy juega el Córdoba CF, el de siempre, el de la camiseta rayada en blanco y verde, el del escudo tatuado en el pecho. Hoy juega el Córdoba, el del Reino de El Arcángel, el del espíritu indomable, el de Benegas, Juanín, Navarro, Ventaja o Flores. Pero hoy juega el Córdoba dejando ver de nuevo esa sonrisa picarona que cautiva corazones a su paso, luciendo garbo y con la cabeza muy alta. Hoy juega un Córdoba que por fin puede compararse al resto de sus rivales, normal en el día a día, y que luego gane el mejor.

Con el Atlético Sanluqueño de invitado, el sol volverá a brillar con fuerza esta tarde sobre los llanos de El Arenal. Porque la llegada de Infinity al club blanquiverde ha cambiado la cara y el estado de ánimo al cordobesismo, especialmente a los que con su sudor y su trabajo diario lograron alargar la vida del CCF hasta esta semana clave para su futuro. Luego pasará lo que tenga que pasar, pero por el momento el balón seguirá rodando, y eso es lo más importante en el corto plazo, porque viendo el panorama lo más lógico hubiera sido activar el botón que fuera bajando las persianas.

No será así, y el Córdoba volverá a saltar esta tarde al césped de El Arcángel bajo los acordes de su himno, con un palco renovado, una afición motivada y un equipo liberado. Los condicionantes no pueden ser mejores para hacer lo que hasta ahora ha resultado imposible: enlazar dos victorias en el campeonato liguero. El notable hándicap de los desplazamientos lo impedía hasta la fecha, si bien el triunfo del pasado domingo en Don Benito abre una ventana hacia lo desconocido que quien más y quien menos está deseando explorar. Porque por ahí se llega al éxito, seguro.

Tras cuatro jornadas sin conocer la derrota -curiosamente todas en las que la administración judicial ha regido la entidad- y a cuatro puntos del play off de ascenso, la visita de un rival asentado en la zona media de la clasificación, sin urgencias, ofrece opciones de sobra para que el conjunto de Raúl Agné siga manteniendo su condición de invicto en casa. Y no sólo eso, ganar volvería a dejarlo en la cima de la tabla de locales, junto al Marbella y el sorprendente Yeclano, ambos por encima en la general.

Para conseguir tal objetivo, el técnico cordobesista tendrá que superar los contratiempos de las bajas casi seguras de Edu Frías y Novaes, y el dudoso estado físico de Javi Flores. Ver al capitán no está ni mucho menos descartado, ya que hará lo posible por estar listo y formar en un once que, a buen seguro, sufrirá alguna modificación no obligada. La presencia de Miguel de las Cuevas se da por segura, sea supliendo al cordobés o haciéndose un hueco por fuera, pues su conexión interior puede ser clave para desactivar a la que es la segunda mejor defensa del campeonato a domicilio.

Alineaciones probables del Córdoba CF-Atlético Sanluqueño. Alineaciones probables del Córdoba CF-Atlético Sanluqueño.

Alineaciones probables del Córdoba CF-Atlético Sanluqueño. / El Día

Pero con unos o con otros, lo fundamental es la comunión del equipo con la grada para hacer mejor un día que debe suponer un antes y un después para la temporada. Principalmente si todo el subidón provocado por el desembarco del grupo inversor de Bahréin y la estabilidad económica que lleva consigo se traduce en un triunfo. El Córdoba, el de siempre, y el cordobesismo, el que nunca falla, se lo merecen. Porque ya está bien de sufrir por unos colores que hoy deben volver a lucir con todo su esplendor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios