Córdoba CF ¡Que acabe todo pronto!

  • Las plantillas del primer equipo, el filial y el Femenino denuncian los impagos a través de la AFE

  • Rafa Navarro admite que, tras el descenso, le gustaría "darle a un botón y que fuera 30 de junio"

Fernández y Rafa Navarro dialogan sobre el césped de la Ciudad Deportiva. Fernández y Rafa Navarro dialogan sobre el césped de la Ciudad Deportiva.

Fernández y Rafa Navarro dialogan sobre el césped de la Ciudad Deportiva. / Juan Ayala

El caos lleva tiempo invadiendo al Córdoba CF, que entra en depresión si mira al balón y enloquece si echa la vista a todo lo ajeno al césped. Este viernes se ha despachado con la denuncia pública de los tres equipos profesionales de la entidad, con el altavoz de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), ante la "delicada y preocupante" situación del club, que acumuló su tercera mensualidad impagada, aunque horas después comenzó a regularizar diferentes abonos. Y ha ofrecido también el grito desesperado de Rafa Navarro por que llegue ya un descenso que puede ser matemático el domingo en Las Palmas (Estadio Gran Canaria, 20:00) para que termine –o siga– un curso para el olvido.

Precisamente mientras el técnico ofrecía una rueda de prensa jugosa, y no por nada referente a la pelota o el partido ante Las Palmas, AFE hacía público el comunicado conjunto de las plantillas del Córdoba, el Córdoba B y el Córdoba Femenino que "denuncia" la situación que están "sufriendo" en los últimos tiempos. La nota recuerda que los integrantes de los equipos llevan "tres meses sin cobrar, febrero, marzo y abril, una situación que consideramos delicada y preocupante".

Pero va más allá y, tras dejar claro que todos seguirán "defendiendo la camiseta de este club con la misma profesionalidad de siempre, a pesar de atravesar momentos tan complicados", muestran su solidaridad con el resto de trabajadores, porque les preocupa "especialmente", porque "están viviendo una situación similar, y para nosotros/as es prioritario que se solucionen sus problemas".

Como si fuera por un acto reflejo, apenas una hora después de la emisión de esta nota, el CCF empezó a regularizar el pago de la nómina de febrero a los empleados, las integrantes del Femenino y los jugadores del filial, y en algunos casos también del mes de marzo. En el caso de los futbolistas del primer equipo, como sus emolumentos son mayores, de momento tendrán que esperar al menos hasta la próxima semana.

Algunos trabajadores no deportivos del club han empezado a recibir su nómina de febrero

Ante esta situación, no es extraño que Rafa Navarro admitiera públicamente que el equipo "no" está trabajando "en las mejores circunstancias; son momentos difíciles para las familias que tienen que hacer frente a sus pagos". "Es difícil mantener la cohesión en el grupo y que todos sumen porque en los momentos malos es complicado ir todos a una, pero al final intentas captar a los que están más implicados para jugar", continuó el técnico cordobés.

El entrenador del CCF, tirando de sinceridad, reconoció que "no ha sido fácil trabajar en la situación en la que cogí el equipo; no lo hice en el mejor momento porque era muy difícil levantar la nave, sabéis el equipo que hay, cómo se hizo y el nivel de la categoría y el Córdoba exigen tener un tipo de jugador de más calidad y, aunque los chavales están haciendo todo lo que pueden, es lo que hay".

Tras ese primer dardo, Navarro siguió disparando entre líneas, señalando que se ha sentido "dolido porque no se habla de fútbol lo que se tenía que hablar, todo extradeportivo; llegué en un momento bastante malo, cogí al equipo de mi tierra, que para mí era un sueño, y es lo que hay; hay que seguir hasta el final y nada más". ¿Se ha sentido solo en la aventura? Va a ser que sí, pues "en estos momentos los amigos y los que te apoyan desaparecen, pero la vida me ha golpeado muchísimo y he aprendido a llevarme solo en la vida, sé quiénes son mis amigos y quiénes no".

El partido en Las Palmas, en un segundísimo plano

Entre ellos sí tiene un sitio Rafa Berges, director deportivo, del que el técnico siente "su apoyo diariamente", si bien el silencio sobre el presidente y el resto de cabezas visibles del proyecto invitan a pensar que la relación no es la mejor a estas alturas de la película.

Quizás por eso todos, de una u otra forma, están esperando que el desenlace, en forma de descenso, llegue lo más pronto posible, y especialmente Navarro: "Hay que jugar en Las Palmas y, si no se gana, claro que me gustaría darle a un botón y que fuera 30 de junio, porque ahora mismo no es fácil el día a día".

Con todo, de caer, sería sin duda una situación "triste", si bien el cordobés advierte que para nada casual, pues "no se llega por varios partidos, sino que viene de largo. Hay que empezar a pensar en un proyecto sólido y serio; no se están haciendo las cosas bien de años atrás y la afición no se merece esto, ver a tu equipo en Segunda B, que es lo que nadie quería".

Sin embargo, y a pesar de las palabras de Rafa Navarro, que nadie se eche las manos a la cabeza y vea un final donde hoy es difícil imaginarlo. "Me cuesta pensar que el Córdoba pueda desaparecer o que haya un descenso administrativo, que se deje morir. Esta afición es muy grande y se solucionará porque no hay otro camino", finalizó su comparecencia Navarro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios