Córdoba CF Rafa Navarro fija la permanencia "en 45 o 46 puntos"

  • El técnico confía en enganchar esa "rachita buena que tiene que llegar" para conseguir el objetivo

  • Apuesta por "sacar la mejor versión" del grupo y se centra en Jaime, Aguado, Javi Lara o Alfaro

Rafa Navarro charla en tono amable con el presidente, Jesús León, y su segundo, Gaspar Gálvez. Rafa Navarro charla en tono amable con el presidente, Jesús León, y su segundo, Gaspar Gálvez.

Rafa Navarro charla en tono amable con el presidente, Jesús León, y su segundo, Gaspar Gálvez. / Juan Ayala

Rafa Navarro cumplió ayer su primera semana como entrenador del Córdoba CF. Y lo hizo rumiando todavía el "mazazo" sufrido en su estreno oficial ante el Málaga, del que prefiere quedarse "con lo positivo". Porque a pesar del empate final, el técnico cordobés salió reforzado en su idea de que la permanencia es un objetivo factible. Entre otras cosas porque, con el ritmo de puntos de los equipos de la zona baja, "la salvación estará esta temporada sobre 45 o 46 puntos".

De momento, el CCF tiene apenas 22 en su casillero, lo que le obliga a lograr en el último tercio del campeonato más que en la suma de los dos anteriores. ¿Imposible? No lo ve así Navarro, que desde ayer cuenta con José Carlos García Saucedo, Melli, como responsable de la preparación física. El ex futbolista considera a favor de los intereses del club que "aún no hemos tenido esa rachita buena que todos los equipos tienen todas las temporadas, y que creo que tiene que llegarnos". Y es que, a su juicio, "el que sea capaz de enganchar dos victorias" tendrá mucho ganado para escapar del peligro.

Para acercar esa meta, y según apuntó durante su participación en la tertulia de Canal Sur Radio, el preparador cordobés considera clave que El Arcángel pase a ser "un fortín" para que "los equipos cojan respeto al Córdoba y cuando vengan piensen que lo van a tener difícil". Pero no queda ahí la cosa, pues su ambición le empuja a intentar cambiar también la dinámica de puntos a domicilio: "Hay que desterrar el bloqueo de que fuera de casa no se puede ganar, porque yo creo que se puede ganar igual o más fácil".

De partida, la siguiente parada de LaLiga 1|2|3 llevará al Córdoba hasta Almendralejo para medirse a un Extremadura también en descenso, y ahí centra todas sus miradas Rafa Navarro porque "es el rival más importante y el único partido que nos debe ocupar la cabeza". Con todo, echando la mirada al futuro y como ya reflejó durante su presentación oficial, su idea es amarrar la salvación "en la penúltima jornada en El Arcángel (ante Osasuna). Ese sería mi sueño, lo ideal. Es lo que me gustaría, jugármela aquí en El Arcángel, con nuestra gente".

Porque de lo que no quiere ni oír hablar el técnico es de perder la categoría, pues a su juicio la "solución" a los problemas del club no está en "empezar de cero". "Que se lo pregunten al Murcia, al Recre, al Hércules... Esta categoría hay que mantenerla como sea y empezar hacer las cosas bien si conseguimos mantenernos, pero no hay ni que pensar en el pozo de la Segunda B", añadió, no sin recalcar que la situación actual del Córdoba no es un accidente: "Cuando los equipos se tiran varios años así es que algo está fallando. Por eso es importante salvar la categoría y crear un proyecto estable".

El grupo sabe que hay que "espabilar ya"

Y para hacer real ese sueño de seguir en la división de plata, Rafa Navarro ve fundamental "ser solidarios con el compañero, y el sábado se consiguió, porque es el único camino; y que nos duela lo que llevamos en el pecho, que es el escudo del Córdoba. Los jugadores están comprometidos y conscientes de que tenemos que espabilar ya". "Quiero que mi equipo sea competitivo, que si se pierde se haya dado lo mejor de cada uno, que se vea que nos duele perder, porque competir es innegociable", insistió.

Así, su clara apuesta pasa por sacar "la mejor versión" del grupo, aunque con especial hincapié en algunos futbolistas concretos. Entre ellos Javi Lara, del que matizó que el sábado "no entró en la convocatoria porque estuvo malo toda la semana", dejando claro que "nadie en el club me ha dicho que no lleve; va a jugar lo que se gane en los entrenamientos".

Álvaro Aguado toca el balón ante Quim Araujo, durante una sesión en El Arcángel. Álvaro Aguado toca el balón ante Quim Araujo, durante una sesión en El Arcángel.

Álvaro Aguado toca el balón ante Quim Araujo, durante una sesión en El Arcángel. / Juan Ayala

También espera un paso al frente de Jaime, un jugador que "tiene que marcar diferencias y así se lo he dicho, porque tiene muchísimo fútbol y quizás no ha encontrado su sitio en el equipo. Es uno de los que quiero recuperar", como también Alfaro, que ya volvió a una lista ante el Málaga. Eso sí, "todos no pueden jugar, pero quiero que den su mejor versión. No voy a regalar nada, pero sí quiero que cuando tengan que jugar den lo mejor".

Pide "un paso al frente" de los veteranos

Mención aparte merece también Aguado, que no acaba de encontrar su sitio tras la doble lesión con la que despidió 2018 y arrancó este año. "Es un chaval joven y quizás todo lo que está pasando alrededor -su fichaje por el Valladolid- le pueda estar pasando factura. He hablado con él y creo que va a conseguir abstraerse de todo y al final vamos a ver al Aguado de siempre, al del año pasado; es lo que quiero y lo que le he dicho que tiene que hacer si quiere jugar".

Y es que Rafa Navarro tiene las cosas muy claritas, y así las transmite, tanto dentro como fuera de un vestuario en el que "la gente veterana tiene que dar un paso al frente porque estas situaciones son para gente con experiencia, y creo que lo van a dar para abanderar ese liderazgo". De hecho, por su cabeza sólo pasa que "nos vamos a quedar en Segunda, que van a salir las cosas fenomenal y que me van a ofrecer renovar porque, si no se salva el equipo, Rafa Navarro no va a seguir". Por ahora su contrato es hasta final de temporada, pero si logra la permanencia...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios