Córdoba CF

El Córdoba CF vive una involución continua

  • Rafa Navarro empeora los registros de Curro Torres y Sandoval en el banquillo blanquiverde

  • El técnico, ante el reto de maquillar una temporada que va camino de ser la peor en Segunda

Rafa Navarro dialoga con Álex Menéndez junto a Piovaccari y Pepillo, en la sesión del miércoles. Rafa Navarro dialoga con Álex Menéndez junto a Piovaccari y Pepillo, en la sesión del miércoles.

Rafa Navarro dialoga con Álex Menéndez junto a Piovaccari y Pepillo, en la sesión del miércoles. / Juan Ayala

La temporada del Córdoba CF va de mal en peor. Dejando las cuestiones extradeportivas al margen, el rendimiento del equipo ha sufrido una involución continua desde aquellos días de agosto hasta la actualidad que ha acabado desencadenando en un descenso al que solo las matemáticas no dan aún oficialidad. Así, llegado este punto, es la hora de que desde el club se programen objetivos menores para la plantilla con la idea de maquillar el torneo, mientras que en la cúpula toca empezar a mirar a la cara al negro futuro.

Con ocho jornadas –siete partidos, por el +3 garantizado ante el Reus– por delante, el primer reto que tiene el CCF actual es el de esquivar ser el peor de la historia de la entidad en Segunda. El récord quedó establecido en el ejercicio 82-83, cuando todavía las victorias se pagaban con dos puntos. El equipo que empezó dirigiendo el serbio Zdravko Rajkov y terminó bajo la batuta del cordobés Gonzalo Uceda, acabó descendiendo desde el puesto de colista con 22 (y solo seis triunfos), lo que arroja una media de 0,57 en cada uno de los 38 encuentros disputados.

En estos momentos, y después de 34 fechas, el Córdoba tiene en su casillero 26 puntos, por lo que su promedio se estira al 0,76. Eso sí, todavía tiene una victoria menos, aunque eso será igualado de manera obligada el primer fin de semana de mayo con el 1-0 otorgado administrativamente por el descenso del Reus. Sin embargo, la duda radica en si el equipo será capaz de competir en los otros siete partidos o dimitirá del todo.

Que no ocurra lo segundo está, en gran parte, en manos de Rafa Navarro, cuarto entrenador de la campaña y tercero desde que la pelota echó a rodar, pues Francisco Rodríguez dimitió en plena pretemporada. El técnico cordobés no ha sabido aprovechar la oportunidad que le brindó Jesús León casi por sorpresa hace un par de meses y sus números no han hecho más que empeorar los ya de por sí pobres de José Ramón Sandoval y Curro Torres.

En los siete partidos que lleva al frente, el conjunto blanquiverde apenas ha sumado cinco puntos, consecuencia del triunfo ante el Mallorca y los empates con el Málaga y el Cádiz, curiosamente tres aspirantes a dar el salto de categoría. Los duelos con el Sporting, también candidato, y sobre todo rivales directos como el Extremadura, el Elche y el Lugo se saldaron con derrota, lo que afea todavía más su aportación a un CCF ya sin argumentos a los que aferrarse para pensar en la salvación.

Sin revulsivos en el banquillo

Así, la media de puntos de Navarro es de 0,714 por partido, por debajo de la conseguida por sus antecesores en el banquillo y determinante para haber dilapidado las opciones de permanencia. Porque con 24 en juego, el déficit de los blanquiverdes respecto al Lugo es de 11, más el goal average particular. Nunca antes había estado tan lejos como esta semana. De hecho, cuando el cordobés tomó las riendas, la diferencia era de seis puntos, prácticamente la mitad.

Así fue como lo dejó Curro Torres, que en 13 citas sumó 10 (dos triunfos y cuatro empates), 0,769 de promedio que empeoraba las cifras de Sandoval en las 14 jornadas iniciales del ejercicio. El madrileño se fue a los 0,785 de media, también insuficientes para pensar en salvar la categoría, tras conseguir dos victorias y cinco empates en 14 partidos. Ya a su salida, como a la del ex del Valencia, el Córdoba era penúltimo; hoy es colista y está desahuciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios