Córdoba CF

El Córdoba CF en Oviedo: una única victoria como preludio a la cuesta abajo

  • Los zurdos Javi Galán y Borja Domínguez rubricaron el histórico 1-2 hace dos temporadas

  • Una docena de derrotas y un par de empates completan el balance en la capital asturiana

Javi Galán persigue un balón en velocidad con Cotugno, en el último Oviedo-Córdoba. Javi Galán persigue un balón en velocidad con Cotugno, en el último Oviedo-Córdoba.

Javi Galán persigue un balón en velocidad con Cotugno, en el último Oviedo-Córdoba. / LOF

Díficilmente exista un escenario peor que el Carlos Tartiere para dar continuidad a la desastrosa temporada del Córdoba CF. Porque después de una quincena de visitas a la capital asturiana, el conjunto blanquiverde solo ha saboreado un triunfo, aunque fuera hace apenas un año y medio en el preludio de una cuesta abajo y sin frenos que ha terminado en este descenso virtual a Segunda B; una docena de derrotas y apenas un par de empates, lejanísimos ambos en el tiempo, completan el balance de la entidad cordobesista a su paso por Oviedo.

En el transcurso del ejercicio 16-17, con el club ya sin opción de mirar ni de reojo a la élite, y con un Luis Carrión recién aterrizado tras la destitución de José Luis Oltra, el CCF logró su único asalto al Tartiere. Era la época en la que todavía algunos soñaban en grande por las alegrías coperas ante el Málaga cuando dos goles de los zurdos Javi Galán y Borja Domínguez –ninguno está ya en la casa– colocaban un 0-2 en un campo otrora inexpugnable que ya sobre la bocina maquilló Linares. Como curiosidad, en aquel partido jugaron de azulones el exblanquiverde Nando y, principalmente, el cordobés y hoy capitán cordobesista Fernández.

Esa es la única alegría en más de medio siglo de enfrentamientos entre ambas escuadras de la que puede presumir el Córdoba, al que la vieja Vetusta no le trae muy buenos recuerdos. Y eso que entre los tres duelos iniciales de una batalla que está en el Top 20 del balance global de los cordobesistas, en Primera, llegó el primer empate, en el curso 63-64 (1-1, Conesa). Un marcador que luego, ya en la categoría de plata, se repitió en la campaña 82-83 (Munárriz).

El Oviedo siempre marca

Dos muescas, añadida a la vestida de victoria todavía más reciente, que no invitan precisamente al optimismo para el domingo (18:00), sobre todo viendo el rendimiento que el plantel está ofreciendo desde el pasado mes de agosto. Y esa caída libre llevó al equipo a tocar fondo la fecha pasada ante el Lugo para quedarse ya sin opciones reales de alcanzar la permanencia, por mucho que las caprichosas matemáticas otorguen aún un periodo de reflexión... y actuación.

Además, para que la preocupación crezca más, un par de datos: el Oviedo siempre ha marcado, y el CCF actual es el más vulnerable defensivamente que se recuerda; y los goles del triunfo de hace año y medio son los únicos que los blanquiverdes han anotado en sus últimas cuatro visitas. Sin ir más lejos, en el mes de octubre de 2017, en el precedente más cercano, el resultado fue 2-0. Era el estreno en el banquillo de Juan Merino, que optó por un planteamiento ultraconservador que duró una hora y se desvaneció tras un autogol de Sergi Guardiola; ya sobre el minuto 90, Johannesson cerró la cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios