Córdoba CF-CD Lugo Fernández: "Esto es algo que no me voy a perdonar nunca"

  • "Tenía mucha ilusión por sacar esto pero ahora va a ser largo y muy duro", reconoce el cordobés

Fernández controla un balón durante el partido contra el Lugo. Fernández controla un balón durante el partido contra el Lugo.

Fernández controla un balón durante el partido contra el Lugo. / Álex Gallegos

Comentarios 0

Todavía hundido por la dura derrota encajada y "sin palabras" para explicar sus pensamiento, José Manuel Fernández ha dado la cara tras la debacle ante el Lugo, asegurando que "deportivamente es uno de los peores días de mi vida y pocas palabras me salen".

"Pienso que no hemos estado a la altura durante toda la temporada. Hoy es el reflejo de que desde el principio no hemos estado a la altura y no hemos sabido competir en esta categoría", se ha sincerado el cordobés, que en lo personal ha reconocido que "se me han acabado las fuerzas", porque "tenía mucha ilusión por sacar esto pero ahora se va a hacer muy largo y muy duro. No hemos estado a la altura, parecía que estábamos salvados y eso no puede ser. Esto es lo que ha pasado durante toda la temporada. Es un día muy triste para mí por muchas cosas".

El lateral blanquiverde ha asegurado que entiende el enfado de los aficionados. "Por supuesto que entiendo a la afición. Cuando dan y no reciben, al final es normal. Yo he sido aficionado y creo que es normal. Demasiado nos han apoyado domingo tras domingo, pero cuando no le damos nada, es lo más normal que se pongan así", ha explicado un Fernández que no cree que "seamos peores futbolísticamente que otros. No sé si nos ha podido la presión. Hoy no podemos decir nada positivo porque no ha habido nada positivo".

Apela a la profesionalidad

Con el objetivo de la permanencia ya casi imposible, Fernández ha pedido profesionalidad a sus compañeros. "Yo lo único que pido es ser profesionales, hay que defender el escudo hasta el último día. Tenemos que intentar ganar los máximos partidos posibles por respeto a la gente que viene todos los domingos y también por nosotros", ha indicado.

El cordobés, muy tocado por el componente de apego personal al club, ha explicado que no tenía ya mucho más que decir a sus compañeros: "Ya he dicho mucho durante la temporada. He pagado platos rotos con mi familia por esta situación y hemos llegado a un punto que lo que me queda es ahorcarme, colgarme de un árbol, porque a mí esto me duele mucho. Yo he dejado muchas cosas atrás para poder venir aquí, a disfrutar de mi equipo, mi gente y mi campo. Y ha sido un sueño que se ha ido por la borda. Es algo que no me voy a perdonar nunca porque no podemos hacer esto".

Por último, Fernández ha querido acordarse de la afición, al asegurar que "sólo me salen palabras de agradecimiento a la gente que nos apoya domingo tras domingo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios