Córdoba CF-CD Lugo Rafa Navarro: "Era todo o nada y hemos dado sensación de nada"

  • El cordobés reconoce que la temporada se ha acabado y pide "que cada uno asuma su grado de responsabilidad"

Rafa Navarro, antes de arrancar el duelo ante el Lugo. Rafa Navarro, antes de arrancar el duelo ante el Lugo.

Rafa Navarro, antes de arrancar el duelo ante el Lugo. / Álex Gallegos

Una vez que los objetivos ya están totalmente perdidos, Rafa Navarro se ha sincerado en rueda de prensa, hablando claro y sin tapujos de la autodestrucción del Córdoba, tanto en su parcela deportiva como institucional. "Ha sido la consecución de un año malo en todos los sentidos. El equipo no ha dado la sensación de nada. Es hora de dar la cara y que cada uno asuma su grado de responsabilidad. Yo he llegado hace un mes y poco y tengo que asumir mi parte, pero también los demás. Cada uno sabe lo que ha hecho y es hora de dar la cara. La afición no se merece esto", ha reconocido Navarro.

"Es cierto que en ningún momento hemos entrado en el partido. Sabíamos que era o todo o nada y hemos dado sensación de nada. No sé si les ha podido la presión, pero es cierto que así es imposible. Era el día de dar todo y es una decepción muy grande para mí, como cordobesista, por el partido que hemos hecho", ha reconocido un Rafa Navarro cariacontecido, a punto de la lágrima. "El primer culpable soy yo, que elijo los que salen al partido, y asumo mi culpa. Las matemáticas todavía dicen que se puede salvar el equipo pero qué duda cabe de que cada día es más complicado", ha añadido.

A partir de ahora, al Córdoba le espera un calvario, y así lo reconció el preparador blanquiverde. "Ahora tenemos que ser conscientes de que vienen dos meses duros y hay que ser hombres, dar la cara y defender el escudo del Córdoba hasta el final lo mejor posible. Es un paso atrás muy importante. Quedan dos meses y hay que dejar el escudo lo mejor posible, no mancharlo", ha indicado Navarro, que en el descanso reconoció que habló duramente con sus jugadores: "Lo que les he dicho se queda en el vestuario. Ellos saben lo que para mí significa el club, muchos se irán pero yo me quedo aquí. Me duele mucho esto, supongo que a algunos de ellos también, pero no sé qué pasará por sus cabezas".

Navarro no quiso poner excusas por los impagos que arrastra el club. "Yo creo que la plantilla no estuvo fuera del partido porque no cobre. Estamos más preocupados por la gente de las oficinas. Desde que llegué es una final tras final, creo que a algunos jugadores les ha podido la presión. Y hoy ha sido el cúmulo de toda la temporada, cuando todo tenía que salir bien, ha salido todo mal", ha indicado.

Un final de liga duro

A partir de ahora, con partidos aún por disputar pero ya sin ambición, Rafa Navarro ha apuntado que "empezamos otra temporada porque ya prácticamente el equipo tiene que ganarlo todo para salvarse. Pondré a los que entrenen bien y los que defiendan el escudo".

Sobre su puesto y la posibilidad de no acabar el curso, Navarro ha asegurado que cree que "no sería la solución, pero si lo piensan, pues nada... yo me veo fuerte para terminar la temporada. Es una situación complicada pero yo estoy fuerte para terminar".

El cordobés ha reconocido que "la oportunidad se me presentó porque el equipo estaba así. Sabía dónde me metía y no ha salido bien. Era mi sueño y lo voy a defender hasta el final. Soy cordobesista, me lo ofrecieron y encantado de trabajar como entrenador del Córdoba".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios