Córdoba CF

El Córdoba CF tiene una prioridad: dejar la portería a cero ante el Extremadura

  • Rafa Navarro recuerda los problemas defensivos y centra su objetivo en mejorarlos "para crecer"

  • "Este es uno de los partidos clave y vamos a ir a por todas, a morir", sostiene el cordobés

El director deportivo, Rafael Berges, saluda a Rafa Navarro antes del entrenamiento de ayer. El director deportivo, Rafael Berges, saluda a Rafa Navarro antes del entrenamiento de ayer.

El director deportivo, Rafael Berges, saluda a Rafa Navarro antes del entrenamiento de ayer. / Jordi Vidal

"Crecer desde la portería a cero debe ser nuestra seña de identidad". Rafa Navarro tiene claro el "camino" que debe seguir el Córdoba si quiere mantener su plaza en el fútbol profesional. Y eso pasa fundamentalmente por ser un equipo poderoso en el juego sin balón, ya que con una media cercana a los dos goles (1,82) encajados por partido es imposible lograr la permanencia. De momento, el conjunto blanquiverde llega al último tercio del campeonato con un déficit de seis puntos.

"Llevamos toda la semana trabajando un planteamiento. Vamos a intentar hacernos fuertes, porque hemos recibido muchos goles y hay que pararlo", comentó Navarro en su habitual comparecencia de prensa prepartido, al término del penúltimo entrenamiento semanal con vistas al choque vital ante el Extremadura. El cordobés es consciente de que el cuadro azulgrana, sólo por el mero hecho de actuar de local, saldrá volcado desde el primer minuto, y frenar esa ofensiva inicial es clave para sobrevivir allí.

El preparador cordobesista no es ajeno a que es una batalla entre "dos equipos en dificultades" que habitan en la zona de descenso y están fuera de distancia de la permanencia. Es por eso que "es uno de los partidos claves" de lo que resta de curso "y así lo vamos a afrontar; vamos a ir a por todas". Pero con cabeza, sabiendo de los problemas que los extremeños están teniendo para sacar adelante sus partidos en el Francisco de la Hera –tampoco es que el Córdoba esté muy boyante a domicilio– y de que manejar la presión puede ser un factor determinante.

De momento, Rafa Navarro admitió ante los medios que el plantel ha superado el "golpe" anímico que supuso el empate concedido al final ante el Málaga tras hacerle ver el "buen trabajo" realizado que debe marcar "el camino" para el futuro. La concentración, solidaridad y esfuerzo mostrados ante un equipo de la zona noble como el malaguista es la base para intentar voltear la situación actual, ya que "lo único que no es negociable es dejarse todo lo que tiene uno; el fútbol es caprichoso y puedes no ganar, pero tenemos que poder mirarnos a la cara".

Sólo con eso, la afición seguro que ya está del lado de un Córdoba que estará arropado por alrededor de medio millar de seguidores en Almendralejo, donde según el técnico hay que estar más que preparados para "un partido duro, porque todo el mundo sabe lo que nos jugamos". De ahí la importancia que Navarro quiere dar a la mentalidad y el saber estar en el terreno de juego, donde el cuadro cordobesista se reencontrará con ex como Reyes o Nando y un cordobés y cordobesista con Fran Cruz: "Hay que estar juntos y defender siempre cerca del balón". Porque más allá de cuáles sean los elegidos, la prioridad absoluta es minimizar los riesgos cerca de la portería de Carlos Abad e, intentar al menos, dejarla a cero. Es el principio básico para crecer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios