Córdoba CF

El Córdoba CF inicia la pelea por el ‘average’

  • El CCF tiene que medirse aún a seis de los siete equipos con los que debe luchar por la salvación

  • Ya ganó el primer duelo directo con el Tenerife; jugará tres más fuera y tres en El Arcángel

Los jugadores del Córdoba celebran su primer gol en el Heliodoro ante el Tenerife. Los jugadores del Córdoba celebran su primer gol en el Heliodoro ante el Tenerife.

Los jugadores del Córdoba celebran su primer gol en el Heliodoro ante el Tenerife. / LOF

LaLiga 1|2|3 ha entrado ya en su último tercio y las cartas están sobre la mesa. A falta de sólo 14 jornadas y a la espera de la habitual sorpresa (positiva o negativa) de todas las temporadas, los equipos tienen definidos sus objetivos. En la zona baja, en la que vive desde el arranque el Córdoba, la batalla por eludir las tres plazas vacantes de descenso tras la exclusión del Reus concierne a ocho conjuntos, separados por 12 puntos: desde el Nàstic (21) al Elche (33).

Con tanta igualdad, cualquier detalle, por nimio que parezca, se puede convertir en fundamental para mantener la plaza en el fútbol profesional, ese preciado tesoro clave para la supervivencia de la inmensa mayoría de los clubes. Y entre ellos toma especial fuerza, como cada curso, el goal average. Una batalla cuerpo a cuerpo que invita a tener perspectiva cuando enfrente aparece un rival de tu liga y en la que el Córdoba tiene experiencia por su buen hacer en el tramo final del ejercicio anterior, cuando golpeó casi siempre al rival adecuado y en la hora justa.

De partida, el conjunto blanquiverde tiene un calendario con hasta seis duelos directos, de los siete posibles. Ya disputó uno, y lo ganó ante el Tenerife, con aquel 0-2 en el Heliodoro Rodríguez López –Chus Herrero y De las Cuevas golearon para firmar la primera victoria a domicilio del campeonato– que permitió hacer bueno el empate (1-1) de El Arcángel. Un primer paso que ojalá pudiera tener continuidad el sábado ante el Extremadura, también a domicilio, por el subidón propio y por el golpe anímico que siempre supone superar a un rival directo, y más si es jugando en casa ajena.

Aunque los dos puntos de renta que tiene el cuadro azulgrana hace que el choque tenga más tintes de final para el CCF, manejar esa situación es clave. La presión por verse de local debe ser para los extremeños, que también han cambiado dos veces ya de entrenador e igualmente ocupan puesto en la zona de descenso. Además, en el horizonte seguro que aparece el 4-2 con el que el cuadro cordobesista se llevó los puntos en la primera vuelta, con aquel tramo final alocado con los tantos de Jovanovic (2) y Jaime Romero que dieron la vuelta al marcador in extremis.

Pero tras el paso por tierras extremeñas todavía quedarán 13 paradas ligueras, y cinco más con enemigos en idéntica situación clasificatoria. Dos más serán de visitante, en Elche (primera cita de abril) y ante el Rayo Majadahonda (la última de mayo), ambas con un resultado arrastrado de empate (1-1); y las otras tres de local.

El Lugo, que marca la salvación, llegará en abril

También en abril, para completar un mes con pinta de determinante, llegarán a la ribera del Guadalquivir el Lugo (ganó 2-1 en el Anxo Carro), que ahora mismo marca la frontera de la permanencia con un margen de seis puntos, y el Zaragoza, al que los blanquiverdes robaron una igualada en La Romareda.

Y para terminar el ciclo, ya a mitad de mayo, El Arcángel acogerá al Nàstic, que en el primer partido de este 2019 se impuso por la mínima (1-0), lo que no le ha valido para dejar la posición de colista. Habrá que ver cómo llegan ambos equipos a esa fase final de un campeonato que ya ha puesto en juego los averages.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios