Córdoba CF

El Córdoba CF se aferra a la bala de los duelos directos

  • El CCF tiene cinco partidos ante habitantes de la zona baja, tres de en casa, más el bonus del Reus

  • Los cinco rivales restantes de los blanquiverdes se encuentran en la lucha por el ascenso

Los jugadores blanquiverdes realizan un ejercicio con balón en una sesión en la Ciudad Deportiva. Los jugadores blanquiverdes realizan un ejercicio con balón en una sesión en la Ciudad Deportiva.

Los jugadores blanquiverdes realizan un ejercicio con balón en una sesión en la Ciudad Deportiva. / Jordi Vidal

Ante la ausencia de un refuerzo de verdad en forma de resultados o sensaciones, el calendario continúa siendo el mejor aliado del Córdoba CF para mantener latente el sueño de la permanencia. Con once paradas para que la temporada finalice y una desventaja de nueve puntos, el equipo blanquiverde se agarra a que es el único de los nueve implicados en la pelea por la salvación que aún debe sumar los tres puntos del Reus y a que tiene por delante hasta cinco duelos directos para mantener intacta la fe en dar la vuelta a la situación.

Pero el primer paso obligado es dar continuidad al empate arrancado en el Ramón de Carranza el domingo ante el Mallorca (El Arcángel, 12:00) con el que la competición entrará en sus últimas y decisivas diez jornadas. Por varios motivos, pero principalmente para cerrar de una vez por todas una serie de seis partidos sin conocer la victoria. Y si esto no fuera suficiente argumento, ahí va otro: el estadio de El Arenal debe empezar a ser el fortín que no ha sido en todo el curso –el Córdoba es el peor local, Reus al margen– porque las posibilidades de remontada pasan por ser fuerte de local.

Entre otras cosas porque de los cinco duelos directos que debe encarar el cuadro cordobesista en el tramo final del campeonato, tres serán en casa: Lugo y Zaragoza en abril, y Nàstic ya mediado mayo; los otros dos (Elche y Rayo Majadahonda) serán fuera. El calendario se completa, y aumenta de dificultad, con cinco choques ante otros tantos implicados en la guerra por el ascenso. Claro está que ese es el panorama a día de hoy y a saber cómo llega cada cual al último mes de LaLiga 1|2|3...

Pero para los que quieran optar por mantener alto el grado de optimismo en torno al futuro a corto y medio plazo del Córdoba, el calendario es el mejor amigo. Eso sí, quedarse en eso no basta. De momento, el equipo de Rafa Navarro debe triplicar la producción conseguida en este mismo tramo de la primera vuelta para sobrevivir, ya que entonces sólo pudo amarrar ocho puntos (la victoria ante Las Palmas, y los empates ante Elche, Zaragoza, Reus, Rayo y Deportivo) que ahora resultarían del todo insuficientes. De llegar a los 24, el total se iría hasta los 47, que sería un pasaporte a la permanencia si no hay un giro radical en este tercio final de la competición.

Es el único que debe sumar los puntos del Reus

Y en eso tendrán mucho que ver los duelos directos, por aquello de sumar sin que lo haga el enemigo. El Córdoba, con cinco más el bonus del Reus, es el que más tiene de los nueve equipos que todavía tienen que preocuparse de mirar hacia abajo, pues aunque algunos como el Elche parezcan inalcanzables para los blanquiverdes, sí siguen a tiro de otros.

El resto se mueven entre los cinco también del Tenerife, el Zaragoza y el Nàstic y el único del Numancia, que a pesar de disfrutar de un colchón importante –tiene 36 puntos– debe encarar en el tramo final ocho partidos ante aspirantes al ascenso. Pero ya quisiera el cordobesismo estar en la situación de los sorianos y no estar echando cuentas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios