Córdoba CF El Córdoba CF quiere evitar otro culebrón

  • El club confía en cerrar este martes el traspaso de Andrés Martín al Rayo pese al enfado vallecano

  • La entidad blanquiverde comunica al navarro Miguel Flaño que no entra en sus planes de futuro

Andrés Martín controla la pelota en presencia de Quim Araujo y Javi Lara. Andrés Martín controla la pelota en presencia de Quim Araujo y Javi Lara.

Andrés Martín controla la pelota en presencia de Quim Araujo y Javi Lara. / Juan Ayala

El Córdoba CF pretende agilizar durante esta semana la reconstrucción de su plantilla para Segunda B. Tras confirmar los nombres de los arquitectos del proyecto, el jefe del vestuario y el primer fichaje, la entidad blanquiverde mantiene abiertos diferentes frentes con la única idea de seguir dando pasos adelante en la confección del grupo, que dará sus primeras carreras a partir del 15 de julio.

Y esos movimientos incumben a entradas... y también salidas. Entre las segundas, el nombre propio es el de Andrés Martín, el único activo que queda en nómina y cuyo traspaso al Rayo Vallecano está en punto muerto, con el presidente, Jesús León, y el director general, Alfredo García Amado, tratando de encauzar de nuevo una operación que parecía cerrada hace un par de días.

La labor del director deportivo, Alfonso Serrano, y su mano derecha, Jorge Rodríguez de Cózar, está más encaminada al capítulo de altas. Incluso al de renovaciones. Y ahí no habrá lugar para Miguel Flaño, que ya conoce que no tiene sitio en el nuevo proyecto blanquiverde. El nuevo jefe de la parcela técnica fue el encargado de comunicar al veterano zaguero navarro la decisión del club, que ha resultado algo sorprendente para el jugador, al que conoce a la perfección el técnico, Enrique Martín Monreal.

Pero aunque el gran atractivo del proyecto serán los refuerzos, que deben servir de gancho para la campaña de abonados, el verdadero caballo de batalla en estos momentos es cerrar la venta de Andrés Martín. En el Córdoba se muestran convencidos de que más pronto que tarde –este martes incluso– habrá fumata blanca, a pesar del enfado que la actitud del entorno del jugador ha causado en las filas de la entidad vallecana y que su propio entrenador, el cordobés Paco Jémez, se encargó de transmitir.

Lógico malestar en la entidad madrileña

"Como entrenador, me encantaría tener a Andrés en el equipo, pero si yo fuese el presidente habría retirado la oferta", comentó ayer el técnico en los micrófonos de Cope Córdoba, dejando clara su postura tras el retraso en el final de la negociación, cuando todas las partes estaban de acuerdo desde la tarde del sábado.

Una situación provocada por el interés del Deportivo en el futbolista y la posibilidad, abortada el domingo por el Mallorca en la final del play off, de poder dar el salto a Primera División. Partiendo de la base de que las formas no han sido ni mucho menos las correctas, no menos cierto es que el Rayo quiere al delantero, en unas condiciones muy favorables para sus intereses, y esa opción es ahora mismo la que más satisface a la entidad blanquiverde en cuanto a términos económicos.

La operación, en sus horas decisivas

Hay que recordar que el CCF recibirá una cantidad en torno a los 2,5 millones de euros al contado, con otra variable en base al rendimiento del futbolista que elevaría la cifra del traspaso hasta los tres, además de guardarse un 15% de sus derechos económicos en caso de un futuro traspaso desde el Rayo Vallecano.

Pero, ¿también es la mejor opción para el futbolista? Eso es lo que queda por refrendar, aunque los pasos dados al inicio del fin de semana así lo atestiguan. El problema ahora es reconducir la negociación hasta el punto de partida, algo en lo que se afanan desde El Arcángel con la única intención de poder formalizar el traspaso en las próximas horas o días. Las partes parecen condenadas a entenderse y en el CCF son moderadamente optimistas con alcanzar un final que deje satisfechas a todas las partes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios