Córdoba CF

El Córdoba CF lanzará su campaña de abonados el 8 de julio con una ligera rebaja

  • El club trabaja con calma en la promoción para sus fieles, a los que quiere recuperar con el proyecto

El graderío del Fondo Sur muestra una pancarta durante un partido de la pasada temporada. El graderío del Fondo Sur muestra una pancarta durante un partido de la pasada temporada.

El graderío del Fondo Sur muestra una pancarta durante un partido de la pasada temporada. / Álex Gallegos

Dos semanas después de haber dicho adiós de manera definitiva al fútbol profesional y tras dar los primeros pasos para su reconstrucción, el Córdoba CF trabaja con paciencia en la campaña de abonados para la temporada de su retorno al Grupo IV de Segunda División B. En la entidad blanquiverde son conscientes del daño causado por los últimos meses del ejercicio recién finalizado y han trazado un plan que pasa principalmente por recuperar a sus fieles desde la seriedad y el buen hacer del nuevo proyecto. Es por eso que las taquillas de El Arcángel permanecerán aún cerradas un par de semanas, hasta que la dirección deportiva que encabeza Alfonso Serrano perfile con más detalle (y nombres) la plantilla que tendrá que moldear Enrique Martín para buscar el ascenso por la vía rápida.

El CCF lleva semanas trabajando en la nueva campaña de abonados, desde antes incluso de que el curso 18-19 bajara el telón en La Coruña. Pero no será hasta ya entrado julio cuando se conozca su contenido. La idea que manejan en las oficinas de El Arcángel es comenzar con la captación desde el día 8, aunque quizás la presentación de los detalles podría adelantarse a la semana anterior. Pese a que todavía no está cerrado el abanico de precios, sí está claro que los carnés sufrirán una ligera rebaja sobre el coste del último ejercicio en Segunda, adaptándose a la nueva realidad de la división de bronce. Además, la entidad sigue estudiando distintas bonificaciones futuras que puedan hacer más atractivo el producto.

Aunque el Córdoba quiere poner el verdadero gancho este verano en su proyecto. Tras la llegada de Alfonso Serrano a la dirección deportiva, donde estará acompañado por Jorge Rodríguez de Cózar, y la contratación de Enrique Martín como entrenador, el club que preside Jesús León ha apostado de nuevo por mantener una línea de coherencia y sensatez en su planificación social. De esta forma, la campaña de abonados no verá la luz hasta que el grueso de la plantilla esté conformado, con la idea de que la ilusión entre el cordobesismo pueda recobrarse desde lo que ofrezca el verde.

Los precios del último curso en Segunda División oscilaron entre los 95 y los 385 euros

Con todo, el reto es mayúsculo. Y para lograrlo, la entidad cordobesista ha decidido acometer una ligera rebaja en el precio de unos abonos que el pasado curso oscilaron entre los 95 de los fondos (renovación, pues para las altas se situaba en 105) y los 385 del nuevo socio en Anfiteatro (330 para las renovaciones). Habrá que ver si se mantienen el abono joven, para desempleados y mayores de 65 años y la grada familiar, iniciativas puestas en marcha hace ahora un año.

El reto: frenar la espantada del pasado curso

Porque todas las medidas son pocas para intentar que los aficionados recuperen las ganas de acudir a El Arcángel tras unos meses finales en el profesionalismo de espantada general. Porque después de contar en la pasada campaña con una masa social de 14.808 socios, la caída de abonados parece inevitable con el descenso a Segunda B. El desafío es volver a poblar las gradas de un estadio que en algún partido apenas si superó los 2.000 espectadores (2.313 en el último ante Osasuna, en plena Feria) y que durante la temporada tuvo una afluencia media de 10.277 aficionados, con apenas un par de comparecencias por encima de los 13.000 y ninguna cerca del número de fieles con carné.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios