Córdoba CF

Enrique Martín, nuevo entrenador del Córdoba CF

  • El técnico navarro firma por un año con el conjunto blanquiverde tras acabar el curso en el Nàstic

Enrique Martín, en su última visita a El Arcángel con el Nàstic de Tarragona. Enrique Martín, en su última visita a El Arcángel con el Nàstic de Tarragona.

Enrique Martín, en su última visita a El Arcángel con el Nàstic de Tarragona. / Álex Gallegos

Enrique Martín es el nuevo técnico del Córdoba CF. El conjunto blanquiverde ha hecho oficial a primera hora de la mañana de este jueves la incorporación del preparador navarro con contrato para la próxima temporada, con el reto de devolver al equipo a la Segunda División por la vía rápida.

Después de un amplio casting, en el que el club cordobesista ha examinado las opciones de varios técnicos como Julián Calero, José Manuel Aira, Aitor Larrazábal, Raúl Agné o Jesús Muñoz, entre otros, ha sido un veterano de los banquillos el elegido, por tratarse de la figura que más convencía al presidente, Jesús León, además de entrar en el esquema de Alfonso Serrano, el director deportivo de la entidad.

Martín es un técnico con una dilatada trayectoria a sus espaldas, tanto como técnico, donde hizo la totalidad de su carrera en Osasuna, llegando a jugar dos partidos con la selección española, como en los banquillos. Ese era un requisito indispensable buscado por el club, que quería dotar además de personalidad propia y marcada el vestuario, algo que con el navarro está asegurado.

En la faceta de técnico, el nuevo entrenador blanquiverde comenzó su carrera en las categorías inferiores de Osasuna, hasta llegar al filial y coger las riendas del primer equipo en 1994. Un año más tarde regresaría al filial. En el año 1997 tuvo que volver a coger las riendas de los navarros para evitar el descenso a Segunda División B, y lo logró ganando los cuatro primeros partidos de los cinco que quedan aquel curso cuando asumió el mando.

Tras hacerse un nombre en el club de su vida, Martín dirigió al Leganés en la temporada 1999-2000 y en la siguiente, ya en Segunda División. El siguiente curso lo haría al mando del Burgos, también en la categoría de plata, antes de regresar al cuadro pepinero.

Su siguiente aventura, en 2003, fue en el Terrasa, equipo al que consolidó en Segunda División, pese a lo cual no recibió oferta de renovación para el siguiente año.

Al curso siguiente, en la 2004-05, entrenó al Xerez de nuevo en la categoría de plata y de ahí fue al Numancia, donde fue destituido tras las primeras 15 jornadas por los malos resultados del conjunto soriano.

Regresa a su casa

A partir de ahí, Martín se propuso volver a casa y en 2006 se hizo cargo del filial de Osasuna, cargo que desempeñó hasta 2008, cuando fue despedido.

Tras unos años de inactividad en los banquillos, en 2012 asumió el cargo de director del fútbol base del club, trabajando también en la secretaría técnica del club de Pamplona.

En el curso 2015-16, Enrique Martín tuvo que acudir de nuevo al rescate del club de sus amores, al que salvó del descenso en el tramo final de aquel curso en Segunda División. Ese hito le valió para renovar y en la campaña siguiente Osasuna logró regresar a Primera con un equipo joven que se convirtió en la revelación de la temporada y que ascendió tras finalizar sexto y entrar en el play off como último clasificado.

El sueño de regresar a Primera, sin embargo, le duró muy poco, pues Osasuna decidió prescindir de él después de un mal arranque de temporada, con siete puntos sumados en los primeros 11 partidos.

Sus dos últimos servicios

Tras cerrar otra etapa en el club de su ciudad, Martín firmó por el Albacete empezado el curso 2017-18. Con los manchegos en descenso, el navarro consiguió sacarlos del pozo y dejarlos en Segunda División, aunque no fue renovado al final de temporada.

En esta última campaña, el Nàstic de Tarragona acudió a él tras un horrible arranque de competición, en busca de un técnico que ayudara en la búsqueda de la permanencia. El conjunto grana, sin embargo, terminó cayendo junto al Córdoba a Segunda División B.

Precisamente, hace escasas semanas que Enrique Martín pasó por El Arcángel con el Nàstic, en un choque con ambos equipos ya descendidos y que ganó el Córdoba por 4-3.

Tras esa agria experiencia, el navarro llega ahora al banquillo del Córdoba de la mano de sus habituales Alfredo Sánchez Benito como segundo entrenador y Javier Ramos López como preparador físico. Por delante, el reto de devolver al conjunto blanquiverde a la categoría de plata.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios