Córdoba CF - Albacete | La previa Una despedida a la altura

  • El Córdoba CF cierra el 2020 con el afán de avanzar en la Copa del Rey ante un rival metido en problemas

  • Alfaro rotará para dar protagonismo a hombres como Sidoel y Salido, y el filial tendrá presencia en la lista

Los jugadores del Córdoba calientan en el entrenamiento de este martes. Los jugadores del Córdoba calientan en el entrenamiento de este martes.

Los jugadores del Córdoba calientan en el entrenamiento de este martes. / Lolo Agredano

Vuelve la Copa del Rey y para el Córdoba CF lo hace en el momento más dulce de la temporada. Después de dos victorias consecutivas tras el relevo en el banquillo, el conjunto blanquiverde se encamina hacia un final de año tranquilo y el duelo ante el Albacete debe significar una despedida positiva al 2020. A nadie se le escapa que la competición copera no es ni debe ser la prioridad en el club blanquiverde, volcado en su regreso al fútbol profesional, pero al menos se espera que el equipo ofrezca una buena imagen y se deje todo en el campo por intentar pasar la eliminatoria.

Por un lado, está claro que el Córdoba no puede repetir la imagen que ofreció el curso pasado, cuando viajó hasta la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes a pasearse y a dejar una imagen patética muy alejada del respeto que se le debe guardar siempre a una institución como la de El Arcángel. Por otro, la coyuntura deportiva que atraviesa el rival supone una buena ocasión para avanzar a la siguiente ronda y tener la opción de jugar con un equipo de Primera División. Una posibilidad que este año no generaría una taquilla importante, debido a las restricciones que ha impuesto el coronavirus, pero que sí supondría un aliciente bonito para la afición y para los propios futbolistas. Saborear de nuevo las mieles de la élite, aunque fuese solo por una noche, sería una atractiva forma de aventurar lo que el futuro puede deparar a un club que quiere estar en unos años inmerso de lleno entre los mejores del fútbol profesional.

La Copa es un torneo que en la última década ha dejado momentos inolvidables para la afición blanquiverde y que incluso ha servido de revulsivo para el club en muchas ocasiones. Tirarla ahora sería poco inteligente y desde luego no parece que Pablo Alfaro, los jugadores y la propia institución estén por la labor de dejarse ir. El técnico ya avisó tras la victoria ante El Ejido que quieren avanzar de ronda y Piovaccari dejó caer que la Copa es un torneo que a los jugadores les gusta mucho. A ello se suma la ventaja de jugar en casa, que elimina la pesadez de un viaje intersemanal. Si a todo ello se le suma que tras el choque se abrirán dos semanas y media sin competición, la ocasión es pintiparada para que el equipo ofrezca un buen espectáculo y pelee con un equipo de superior categoría por seguir adelante.

Pese a la intención de buscar el pase, Alfaro hará algunas rotaciones y se espera que hombres como Salido y Sidoel, con pocos minutos hasta el momento, cobren protagonismo. También habrá presencia del filial en la convocatoria, pues Núñez, Álex Marcelo y Meléndez se vienen ejercitando con el primer equipo y podrían tener su oportunidad de debutar en una cita inmejorable.

Además, el Albacete no parece el rival más temible para esta primera ronda de la Copa. Bien es cierto que los manchegos son a día de hoy un club del fútbol profesional y esa categoría no la ostenta el Córdoba. Pero también es cierto que entre el colista de la categoría de plata y uno de los equipos más potentes de la Segunda División B la distancia no es tan significativa.

Alineaciones probables. Alineaciones probables.

Alineaciones probables.

El cuadro manchego, además, no viajará a Córdoba con la cabeza cien por cien en el duelo copero. Al contrario que en Segunda B, la Segunda no para todavía y el próximo lunes los de Alejandro Menéndez tienen un choque vital ante el Mirandés. Su delicada situación en la tabla, colistas con seis puntos de desventaja sobre la zona de permanencia, obliga al Albacete a medir los esfuerzos a realizar en la Copa para no comprometer demasiado la lucha por la permanencia, objetivo que ya de por sí se les ha complicado en exceso.

Por eso, Alejandro Menéndez incluyó en su lista de convocados a varios jugadores del filial y hará rotaciones en El Arcángel. El técnico, recién llegado, tampoco puede dejar que su equipo no compita con intensidad pero tiene muy claros los objetivos del club. Eso abre al Córdoba la posibilidad de avanzar a la segunda ronda y mirar con esperanza al bombo, a la espera de poder brindar a su afición un bonito regalo de Reyes. Para ello, antes hay que despedir el 2020 con una actuación a la altura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios