Programa de vacunación covid-19 en Andalucía

Salud requiere a los trabajadores de las residencias su firma para la vacunación contra el coronavirus

Una persona recibe la vacuna contra el covid. Una persona recibe la vacuna contra el covid.

Una persona recibe la vacuna contra el covid. / Alberto Valdés / Efe

Los trabajadores sanitarios de las residencias andaluzas, incluidas las de la provincia de Córdoba, ya han empezado a firmar un documento remitido por la Consejería de Salud y Familias para registrar que se han vacunado contra el coronavirus.

Dentro de la Guía para profesionales del Programa de vacunación covid-19 en Andalucía, que contiene todas las claves del proceso, se especifica que "para dar cumplimiento al Real Decreto 664/97 sobre la protección de los trabajadores contra los riesgos relacionados con la exposición a agentes biológicos durante el trabajo, el trabajador deberá cumplimentar el Anexo 3, quedando así la debida constancia documental de dicha exigencia legal".

En dicho anexo, el trabajador recibe además una serie de informaciones sobre la vacuna que se le administrará, resumiendo las ventajas y los efectos adversos de la misma. Y es que son, precisamente, los empleados de las residencias de mayores (desde sanitarios hasta personal de limpieza) los primeros en recibir las dosis junto a los propios residentes de los centros en un proceso que se iniciará mañana domingo 27 de diciembre.

En cuanto al documento que se entrega a los trabajadores se puede leer que la principal ventaja es la protección frente al SARS-CoV -2 que recibe la persona vacunada una vez se le han inoculado las dos inyecciones. "La administración de dos dosis de vacuna reducirá la probabilidad de enfermar, de desarrollar enfermedad grave y de morir", expone el texto, que aun así insiste en que se deben seguir tomando las medidas preventivas necesarias (lavado de manos, uso de mascarilla y distancia interpersonal).

La Junta, en este anexo, también recuerda la eficacia de la vacuna que se va a suministrar (vacuna BNT162b2, de Pfizer-BioNTech) y apunta que, "según la evidencia científica actual" la vacunación es una "actuación sanitaria beneficiosa tanto para la persona que la recibe como para la sociedad en su conjunto".

Un documento "vivo"

En cuanto a la Guía para profesionales, en la que se detallan la estrategia de vacunación en Andalucía, la composición del medicamento, las pautas para su suministro o la conservación de la misma, se incluye un párrafo en el que se deja claro que se trata de un documento "vivo" que podrá someterse a "cambios frecuentes" debido a que llegarán nuevas vacunas autorizadas.

Insiste además en algo que ya se sabía: los grupos de vacunación, que en una primera etapa estarán conformados por los mayores y trabajadores de residencias y el "personal de primera línea", es decir, el que atiende de forma directa casos covid. Son estos dos colectivos los que recibirán las primeras dosis que lleguen a Andalucía y conforme se vayan recibiendo viales se suministrará a los siguientes grupos.

Las claves de la vacuna

Los profesionales sanitarios de la comunidad autónoma encuentran además en este documento las principales claves de la vacuna de Pfizer, como el hecho de que se encuentren guardadas en ultracongeladores en Sevilla y Granada, desde donde se distribuirán diariamente a los puntos de vacunación a temperaturas de dos a ocho grados.

Más de 500 enfermeras especializadas conforman los 178 equipos que inyectarán las dosis en Andalucía. En Córdoba habrá 16 puntos de vacunación distribuidos por todos los distritos sanitarios con ubicaciones en el Reina Sofía, el Castilla del Pino o el Infanta Margarita.

Las pautas principales de la vacuna tienen que ver con su suministro: dos dosis separadas por un mínimo de 21 días que se inyectan vía intramuscular (se recomienda en el músculo deltoides del brazo no dominante).

La vacuna de Pfizer tiene una eficacia del 95% y se recomienda, entre otras cosas, que no se suministre si se presentan cuadros de fiebre graves, si se tiene menos de 16 años o si se está embarazada. Además, si se ha recibido otra vacuna previamente (por ejemplo, la de la gripe) deberá pasar una semana entre una y otra. Las personas que hayan pasado el covid tiene que vacunarse y quienes lo tengan en el momento actual deberían esperar hasta superar la enfermedad (los contactos estrechos de positivos deberán esperar a pasar la cuarentena).

¿Qué pasa con quienes se nieguen a vacunarse?

En el caso de las personas que no quieran vacunarse, la Junta recomienda registrarlas en un censo para conocer "las posibles razones de reticencia" de las mismas. Si quien se niega es sanitario, Salud deja claro que deberán dejarse reflejados en el módulo de vacunas de Diraya (sistema del SAS para la historia clínica electrónica).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios