Córdoba

Los restaurantes cordobeses Noor y Choco mantienen sus estrellas Michelin

  • La idea gastronómica de Paco Morales aspiraba a un segundo reconocimiento tan sólo dos años después de abrir en Cañero

Paco Morales, en Noor. Paco Morales, en Noor.

Paco Morales, en Noor. / el día

Los restaurantes cordobeses Noor (Paco Morales) y Choco (Kisko García) mantendrán un año más sus respectivas estrellas Michelin después de que anoche se actualizara la lista que recoge los espacios gastronómicos más destacados. A pesar de que algunas quinielas otorgaban la segunda estrella a la reinvención gastronómica que ha supuesto Noor, al final no ha podido ser. Con ello, hay que tener en cuenta que Morales comenzó esa aventura andalusí hace sólo dos años y que la primera estrella Michelin la recibió apenas un año después de abrir sus puertas.

La investigación en torno a la gastronomía andalusí llevó al chef cordobés a abrir Noor, un restaurante de alta cocina en pleno barrio de Cañero. Tras apenas un año de apertura, Michelin premió la idea de Morales con una estrella que revalidó al año siguiente. El restaurante del cordobés se encuentra ahora en su segunda temporada, denominada Año II, en la que Morales ha elaborado varios menús centrados en la Córdoba musulmana de los siglos XI, XII y XIII. Esta nueva etapa, que se prolongará hasta junio y consta de tres menús: Bereber (85 euros), Tuareg (110 euros) y Almorávide (150 euros).

El cocinero cordobés, quien aprendiera en las cocinas de Mugaritz y El Bulli, mantiene así el reconocimiento de una de las guías con más renombre del mundo gastronómico internacional. Lo hace, además, apenas dos días después de que el chef catalán Ferran Adrià -premiado en varias ocasiones como el mejor cocinero del mundo- visitara Córdoba y dijera de Morales que es "alguien único" y "la persona más importante que hay en el mundo en el diálogo entre la gastronomía árabe y la occidental".

Por su parte, Choco de Kisko García también mantiene la estrella Michelin que obtuviera hace siete años. García consiguió hacer de la taberna heredada de su padre en el barrio de la Fuensanta un restaurante de estrella Michelin y con dos soles Repsol. Ahora, ofrece una experiencia gastronómica que recoge toda la esencia de Andalucía.

El andaluz Dani García, por otra parte, consiguió las tres estrellas para su restaurante de Marbella, lo que le hace entrar directo al olimpo gastronómico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios