Córdoba

Una oleada de robos en viviendas sacude varias zonas de la ciudad

  • La Policía Nacional ya ha detenido a varias personas y tiene abierta una investigación

  • El Centro y la Cañada Real Mestas son los puntos que han sufrido asaltos la última semana

Urbanizaciones de la Cañada Real Mestas, donde han ocurrido varios robos este fin de semana. Urbanizaciones de la Cañada Real Mestas, donde han ocurrido varios robos este fin de semana.

Urbanizaciones de la Cañada Real Mestas, donde han ocurrido varios robos este fin de semana. / juan ayala

El verano es la época preferida por los cacos para cometer robos en viviendas. Las vacaciones dejan muchas casas vacías, lo que hace más fácil el trabajo de estos delincuentes. Durante las últimas semanas la Policía Nacional ha informado de varios robos en distintos puntos de la ciudad, cometidos en muchas ocasiones por más de una persona, y en estos momentos mantiene abierta una investigación.

Esta oleada de robos se ha cobrado sus últimas víctimas este mismo fin de semana. Ha sido la zona de Poniente, concretamente en la Cañada Real Mestas, donde han actuado estos ladrones, aprovechando que muchas familias se van de vacaciones y sus viviendas se quedan vacías. De esta forma, y según han informado a el Día fuentes cercanas a la investigación, los hechos ocurrieron este fin de semana en las urbanizaciones situadas en la Cañada Real Mestas, concretamente en frente de la nueva sede de la institución humanitaria Cruz Roja.

Testigos presenciales han manifestado que los vecinos se vieron alertados por varios hombres que habían entrado a robar a estos edificios. Los residentes de esta zona dieron la voz de alarma a la Policía Nacional que pudo detener al menos a tres de los supuestos autores de estos delitos. Según fuentes cercanas al caso, estas personas suelen robar objetivos fáciles de transportar, como joyas y dinero.

Los ladrones suelen acceder a las urbanizaciones a través de las cocheras, cuando alguna de éstas se abre para que entre algún vecino. En este caso, y según detallaron las mismas fuentes presenciales del caso de este fin de semana, los ladrones suelen forzar casi cualquier cerradura para acceder al interior de las viviendas y en muchas ocasiones dejan el material robado en lugares cercanos en lugar de transportarlo en esos mismos momentos. En el caso de Cañada Real Mestas, por ejemplo, algunos testigos vieron como los ladrones arrojaron parte del material sustraído a la trasera de las viviendas, donde se sitúa el Silo que pega en este caso con las vías ferroviarias.

La alerta de los vecinos permitió, eso sí, una rápida actuación policial que se saldó con la detención de al menos tres personas que aún no han sido puestas a disposición de la autoridad judicial competente. Además, esto supuso también la recuperación del material que habían robado dentro de las viviendas, en su mayoría joyas.

Pero el de Cañada Real Mestas no es el único robo de estos días estivales. La propia Policía Nacional informó la semana pasada de la detención y posterior envío a prisión de tres personas por robar en varias viviendas de la zona centro de la ciudad. El modus operandi parece ser muy parecido en todos los casos. La Policía Nacional lo denomina bumping y consiste en forzar de una manera sutil la cerradura de entrada a los pisos mediante el uso de distintos tipos de herramientas y ganzúas. Antes de este paso los autores también suelen marcar numerosas viviendas con distintos utensilios -normalmente pequeños trozos de plástico transparentes- y después volver pasados unos días a los referidos inmuebles, comprobando de ese modo si la vivienda en cuestión había sido utilizada -observando si el plástico se había movido de sitio o no- en ese transcurso de tiempo, y en caso negativo, acceder a las mismas.

En este último caso, la Policía Nacional detalló que los detenidos tienen edades comprendidas de entre los 25 y 28 años y son originarios de Europa del Este.

También a finales de julio la Policía Nacional detuvo a un hombre que había accedido al interior de una vivienda, también en el Centro, pero en este caso a través del método del escalo, esto es, accediendo al interior por el balcón. La Policía pudo detener al autor de los hechos cuando se encontraba dentro de la vivienda, de la cual había roto una ventana, y portaba consigo joyas y dinero en efectivo.

De momento, hay una investigación abierta y la Policía Nacional trabaja para esclarecer el resto de los robos. Mientras tanto, desde el cuerpo de seguridad del Estado lanzan varios consejos para proteger la vivienda en el caso de que se tenga que quedar vacía durante estos días de vacaciones. Dejar puertas, ventanas y balcones bien cerrados, no bajar del todo las persianas, no desconectar el timbre, no divulgar que se va a salir de la ciudad o dejar la llave a alguien cercano para que vacíe el buzón son algunas de las recomendaciones que ofrece la Policía para no llevarse un susto a la vuelta de las vacaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios